Muchas veces la realidad supera la ficción, este es uno de esos casos. Aunque pareciera una película, la verdad es que los habitantes del pueblo de Ringaskiddy, en Irlanda están preocupados por las consecuencias "poco gratas" de tener una fábrica de Viagra en la localidad.

A los gases que emanan de la empresa lo llaman "humos de amor" pues son capaces de generar en los hombres y perros erecciones involuntarias.

Según una cantinera de la localidad, es frecuente ver a los ciudadanos "caminando por ahí en estado de excitación sexual... Los huelen y ya están tiesos”, reseña el portal web Sunday Times.

“Llevamos años disfrutando gratis de los humos del amor”, señaló una de las vecinas de Ringaskiddy.

Ante esto, Pfizer niega que haya “viagra en el aire” y concluye que sólo se trata de un mito gracioso entre los habitantes.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas