MADRID.- La Justicia española confirmó este jueves prisión provisional e incondicional para el periodista y escritor de origen turco Hamza Yalcin, detenido el 3 de agosto en Barcelona por orden del Gobierno turco de Recep Tayip Erdogan.

Los magistrados del tribunal de la Audiencia Nacional rechazaron el recurso planteado por su defensa alegando riesgo de fuga.

En su auto destacaron, además, que "no es momento de entrar en consideraciones sobre eventuales vulneraciones de derechos fundamentales o la persecución por razón de actividad política".

Los magistrados señalaron que estas cuestiones u otras como el hecho de que al periodista le pueda ser concedida protección internacional por parte de Suecia, país en el que reside, deben abordarse "dentro del proceso de extradicción", explicó el tribunal en una nota.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional sostiene que la medida de prisión adoptada es "ajustada a derecho" porque el detenido carece de arraigo en España y, sin domicilio en este país y manifestada la voluntad de oponerse a la extradicción, existe riesgo de fuga.

Yalcin, de 59 años, fue arrestado en el aeropuerto de El Prat de Barcelona el 3 de agosto cuando hacía una escala.

El Gobierno de Recep Tayip Erdogan había emitido una orden de captura internacional contra el periodista acusándolo de "insultar" al mandatario y de participar en un delito vinculado al terrorismo.

La orden saltó a los agentes de la Policía en Barcelona, que tras identificar a Yalcin, lo detuvieron y lo pusieron a disposición de la Audiencia Nacional. Un juez dictó su ingreso en prisión provisional.

Yalcin tiene también nacionalidad sueca, por lo que la embajada del país escandinavo se puso en contacto con las autoridades españolas y su Ministerio de Exteriores solicitó permiso para visitarlo.

Diversas organizaciones de prensa, colectivos civiles y partidos de izquierda pidieron la puesta en libertad de Yalcin, entre ellos la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

Desde el frustrado golpe de Estado de julio de 2016 en Turquía, el Gobierno de Erdogan ha detenido o despedido a miles de personas por su supuesta implicación, incluyendo a decenas de periodistas.

Yalcin no ha sido el único escritor de origen turco arrestado en las últimas semanas en España. Dogan Akhanli, residente en Alemania, fue detenido el sábado por orden de la Interpol a petición de las autoridades turcas, aunque un día después fue puesto en libertad.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario