jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Si se celebrasen hoy elecciones en España, el gobierno socialista probablemente perdería el poder, pero el Partido Popular de Pablo Casado tendría difícil obtener la batuta de la presidencia sin el apoyo de agrupaciones políticas, como precisamente le sucedió a Pedro Sánchez.

Te puede interesar

Una encuesta realizada por el grupo 40dB, que fue publicada por el periódico El País, sitúa al partido de Sánchez, el PSOE, con 26.1% de los votos, casi dos puntos menos de los que obtuvo en 2019, lo que le haría restar disputados para poder gobernar.

El ya debilitado Podemos, que solo obtuvo 12.9% de los votos en 2019 pero logró sumar escaños al PSOE para gobernar, perdería 1.1%, al igual que otras agrupaciones regionalistas o independentistas, y eso afectaría la existente coalición que permite a Sánchez ser presidente del Gobierno español.

Sin embargo, el Partido Popular, que lidera Casado, obtendría 2.7% más, o sea 23.5%, por lo que sumaría diputados, pero tampoco suficientes para gobernar por sí solo. Tendría que recurrir a VOX, que obtendría 3.2% más, y otras agrupaciones en parte afines para sumar los necesarios 176 legisladores.

La encuesta confirma el desplome de Ciudadanos, que no pasaría de un modesto 3.6%, la agrupación política que tanto prometió y llegó a obtener el 13.93% de los votos en 2015.

El grupo Más País, que lidera Íñigo Errejón, quien fue compañero de Pablo Iglesias y cofundador de Podemos, alcanzaría 3.6%.

Fragmentación

A diferencia de otros países democráticos, España practica la democracia parlamentaria. O sea, el partido político que obtenga más escaños en el Congreso nacional podría nombrar presidente, si obtiene la mayoría necesaria de 176 o el apoyo en coalición de otras agrupaciones.

De esta manera, España, al igual que Italia, Gran Bretaña, Alemania y otras democracias, no practica el ejercicio de elecciones presidenciales, de una o dos rondas.

En otras palabras, el necesario consenso entre partidos “se hace difícil”, según ratificó a DIARIO LAS AMÉRICAS el profesor de Derecho de la Universidad de Lleida, la más antigua de Cataluña, Ferran Espaser.

Prueba de ello fue el fracaso de las elecciones generales de abril de 2019, cuando el ganador, el PSOE, con apenas 28.67% de los votos, no pudo formar gobierno y tuvo que repetir la jornada electoral seis meses después.

“La presencia de más de 20 agrupaciones políticas es producto de la fragmentación ideológica y la radicalización por un asunto u otro”, y por ello “es casi imposible negociar”, destacó.

“Si la izquierda intentase repetir la coalición de gobierno, quedaría aún más dependiente de los nacionalistas catalanes, ya que probablemente necesitaría también el apoyo de Junts per Catalunya, el partido de Carles Puigdemont”, quien aún es prófugo de la justicia por declarar ilegalmente la independencia de la región española en 2018, anticipó el catedrático.

No obstante, las elecciones generales en España no serían teóricamente convocadas hasta el otoño de 2023, aunque Sánchez, siempre astuto, podría demorarlas.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.02%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.75%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.24%
18990 votos

Las Más Leídas