JERUSALÉN — El parlamento israelí aprobó el domingo una nueva coalición de gobierno, poniendo fin a los 12 años que estuvo Benjamin Netanyahu como primer ministro.

Naftali Bennett, antes aliado de Netanyahu y ahora su enconado rival, es el nuevo primer ministro israelí, apoyado por una heterogénea coalición de ocho partidos con profundas diferencias ideológicas.

Te puede interesar

Netanyahu sigue siendo líder del partido Likud y será líder de la oposición.

Netanyahu estuvo sentado en silencio durante la votación. Después de ésta, se levantó como si fuera a salir, antes de darse vuelta y estrecharle la mano a Bennett. Seguidamente, con semblanza sombría, Netanyahu se sentó en el palco del líder opositor. Minutos después, Bennett fue juramentado y luego lo mismo con sus ministros.

Bennett, líder de un pequeño partido ultranacionalista, será el nuevo primer ministro israelí, pero tendrá que mantener el equilibrio en una heterogénea coalición de agrupaciones que van desde la extrema derecha a la extrema izquierda.

Los ocho partidos, incluyendo un pequeño partido árabe que está haciendo historia al ser parte de la coalición, están unidos en su oposición a Netanyahu y en la necesidad de evitar otro ciclo electoral, pero no mucho más. Lo más probable es que impulsen políticas modestas sin alterar las relaciones con los palestinos y manteniendo buenas relaciones con Estados Unidos, pero sin grandes iniciativas.

Netanyahu, quien está siendo enjuiciado por supuesta corrupción, sigue siendo el líder del partido con mayor presencia en el Knéset (parlamento israelí) y seguramente será una enfática voz de oposición. Si una sola facción abandona al nuevo gobierno, éste podría colapsar y Netanyahu tendría el camino abierto para regresar al poder.

Las profundas divisiones que aquejan a la sociedad israelí se hicieron patentes el domingo cuando Bennett pronunció un discurso ante el Knéset, antes de la votación. Varias veces fue abucheado por seguidores de Netanyahu, algunos de los cuales tuvieron que ser sacados del recinto por guardias.

El discurso de Bennett estuvo mayormente centrado en temas internos, pero expresó oposición a las gestiones estadounidenses por rescatar al acuerdo nuclear con Irán.

“Israel no permitirá que Irán tenga armas nucleares”, expresó Bennett.

“Israel no será parte del acuerdo y continuará manteniendo total libertad de acción”, añadió.

Aun así, agradeció al presidente Joe Biden y a Estados Unidos por las décadas de apoyo que le ha dado a Israel.

Netanyahu, en su discurso después del de Bennett, prometió regresar al poder. Vaticinó que el nuevo gobierno será débil en cuanto a Irán y que claudicará ante las presiones estadounidenses para hacer concesiones a los palestinos.

“Si el destino nos depara ser oposición, lo haremos con la frente en alto hasta que podamos derrocar a este peligroso gobierno y podamos regresar a liderar el país”, indicó Netanyahu.

Aun así, analistas opinan que el nuevo gobierno es más estable de lo que aparenta.

“Aunque tiene una mayoría muy estrecha, será muy difícil derrocarlo y reemplazarlo porque la oposición no está unida”, estimó Yohanan Plesner, presidente del Instituto Israelí para Estudios de la Democracia.

Cada partido dentro de la coalición querrá demostrar que puede obtener resultados, y para ello necesita “tiempo y logros concretos”, añadió Plesner.

Hamas jura enfrentarse a nuevo gobierno

El movimiento palestino extremista Hamas juró el domingo enfrentarse al nuevo gobierno israelí, calificándolo de “ocupación”.

Fawzi Barhoum, vocero de ese grupo radical islamista, afirmó que todo gobierno israelí es “una entidad de colonos ocupantes y por lo tanto debe ser resistido con todas las formas de resistencia, principalmente la resistencia armada”.

El mes pasado, Hamas e Israel libraron una guerra de 11 días. Los archienemigos han librado cuatro guerras desde que Hamas, que llama a la destrucción de Israel, tomó el poder de la Franja de Gaza en el 2007 derrocando a la Autoridad Palestina.

A pesar de la enemistad, las dos partes han realizado negociaciones indirectas para mantener la tregua.

Barhoum insistió en que “la conducta de este gobierno será lo que determine la manera en que lidiaremos con él”.

Hamas mantiene una política hostil hacia Israel.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.84%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.6%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.56%
40986 votos

Las Más Leídas