martes 23  de  julio 2024
Crónica especial

Los niños, las víctimas principales del conflicto

Pasan más tiempo llorando que riendo. Sientes a los niños quejándose desde el interior del refugio, cuando les toca dormir lejos de sus camitas
Diario las Américas | CAMILO LORET DE MOLA
Por CAMILO LORET DE MOLA

Los hay de todas las edades, son las víctimas principales del conflicto y causan asombro porque, en medio de la tragedia que están viviendo, con cualquier detalle que les dediques recuperan la alegría, son felices, al menos por un ratico.

Entre las donaciones que llegaron al refugio de Médica hay un balón de fútbol. Buscamos a varios muchachos y organizamos un partido. Nos dieron una paliza, no les pudimos anotar ni un gol, pero los hicimos reír y así posaron para la foto del recuerdo.

https://graph.facebook.com/v8.0/oembed_post?url=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F1314386857%2Fvideos%2Fpcb.10227211151047308%2F505664074301030&access_token=EAAGZAH4sEtVABAKwipizdBPOX0jCDAMq13NqAACWJ9xZA6LOL1y5h0upd8NloDxyc5w5PrBkCRBL1VaR4bHD3ZC8SOpOkpsaFZAwN8puBQ0fYZBi2ReZAnFTD7FToR06L6iqKN60N34vWfnqD2UlVBikMsiq48KdzkBTSn6z62qwZDZD

Se me ocurrió jugar fútbol con un niño ucraniano y me ha dado una paliza!!!

Publicado por Camilo Loret de Mola en Martes, 15 de marzo de 2022

Le presto la cámara y el micrófono a una niña que por un segundo se imagina reportera y ríe, sigue riendo cuando termina el juego y nos devuelve los equipos. Nos dice adiós, contenta.

https://graph.facebook.com/v8.0/oembed_post?url=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F1314386857%2Fposts%2F10227214391048306%2F%3Fd%3Dn&access_token=EAAGZAH4sEtVABAKwipizdBPOX0jCDAMq13NqAACWJ9xZA6LOL1y5h0upd8NloDxyc5w5PrBkCRBL1VaR4bHD3ZC8SOpOkpsaFZAwN8puBQ0fYZBi2ReZAnFTD7FToR06L6iqKN60N34vWfnqD2UlVBikMsiq48KdzkBTSn6z62qwZDZD

Hacerlos sonreír:Priceless!!!!!

Publicado por Camilo Loret de Mola en Miércoles, 16 de marzo de 2022

Unos españoles han viajado hasta la puerta del refugio con una camioneta cargada de arroz y los ingredientes para miles de raciones de paellas. Cada noche cocinan una y otra vez enormes ollas de este exquisito manjar, con el que reciben a los refugiados en medio del frío, incluidos los niños que sonríen agradecidos por ese primer plato de comida caliente, también ríen los padres y ríen los españoles que cocinan y sirven las porciones a la misma vez.

Pero los niños pasan más tiempo llorando que riendo, los sientes quejándose desde el interior del refugio, cuando les toca dormir lejos de sus camitas y sus habitaciones.

Por eso aquí, cada sonrisa es una importante victoria.

Embed

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar