jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

Te puede interesar

El premier israelí, Benjamin Netanyahu, arrasó con el 72,5% de los votos en las primarias de su partido político, el Likud, celebradas el jueves ante el exministro Gideon Saar (27,5%), a pesar de haber sido imputado por corrupción por el fiscal general.

De hecho, Netanyahu, que no ha logrado formar gobierno en dos ocasiones este año, aprovechó la ocasión para anunciar un plan para conseguir que Estados Unidos reconozca la "soberanía" israelí en los asentamientos judíos en Cisjordania y en el Valle del Jordán.

"Lucharemos por el reconocimiento de Estados Unidos a nuestra soberanía en el valle del Jordán y en todos los asentamientos de la zona de Judea y Samaría", dijo Netanyahu, en su primer discurso ante sus seguidores tras confirmarse su victoria en las primarias del Likud.

Según reportaron las agencias de noticias dpa y Eropa Press, el primer ministro israelí añadió que intentará cerrar "un histórico pacto de defensa" con Estados Unidos, si su formación logra la victoria en las elecciones parlamentarias convocadas para el 2 de marzo, las terceras tras las dos celebradas este año sin que se lograra los escaños suficientes en el parlamento israelí para ser reelecto primer ministro.

El 'premier' israelí dijo que su país "detendrá finalmente a Irán" y buscará firmar acuerdos de paz con países árabes. El rival de Netanyahu en las primarias del Likud, el exministro de Educación Gideon Saar, tan solo obtuvo 27,5 por ciento de votos, según los medios israelíes.

Elecciones

Las primarias se celebraron en medio de un temporal de viento y lluvia que azotó el país hebreo e hizo que disminuyera la afluencia a las urnas entre los cerca de 120.000 afiliados del partido.

Transcurrida la jornada electoral, el reporte final indicó que cerca de un 49% de los militantes acudieron a depositar su voto en los más de 100 colegios electorales habilitados.

Y al temporal de viento y lluvia se sumó la preocupante situación política, derivada de la incapacidad de sumar suficientes votos en las dos elecciones generales anteriores para conformar un nuevo ejecutivo, una situación que ha abocado a una tercera convocación legislativa en marzo de 2020.

Ni Netanyahu ni su principal rival político, el general retirado Benny Gantz, líder de la coalición Azul y Blanco, han logrado cerrar un pacto para liderar un nuevo ejecutivo.

A diferencia de Estados Unidos, en Israel rige la democracia parlamentaria. O sea, la ciudadanía vota partidos políticos y quien más escaños logre sumar en el Congreso israelí, que llaman Knéset, puede designar el primer ministro.

Tras la victoria de Netanyahu en las primarias del Likud, Gantz subrayó en Twitter que el partido conservador ha decidido mantener como líder a un "acusado de soborno, fraude y abuso de confianza", mientras que su coalición, Azul y Blanco, apuesta por llevar al país a "un nuevo camino", basado en la unidad y la "reconciliación".

A pesar de la clara ventaja de Netanyahu, la celebración de las primarias, que han sido las primeras del Likud en cinco años, y las únicas realmente disputadas desde 2005, reflejó la brecha abierta en el gran partido conservador tras un largo periodo de hegemonía.

Netanyahu, el gobernante que más tiempo ha permanecido en el poder en el Estado judío, se enfrentó con todo su arsenal político a su antiguo discípulo en el Likud, un dirigente valorado por los electores conservadores a pesar de su frialdad y pocas palabras.

Aun sin contar con el carisma, el verbo y la experiencia de Netanyahu, Saar representaba la nueva generación de políticos conservadores libre sin rincones oscuros aún. Pero tras no haber superado la barrera del 30% en las primarias, su futuro es ahora incierto.

Por otra parte, si Netanyahu supera los escollos judiciales, que lo acusan formalmente por cohecho, fraude y abuso de poder en tres casos de supuesta corrupción; tendrá aún que enfrentarse por tercera vez, el 2 de marzo, al exgeneral Benny Gantz, un líder de la oposición de centro-izquierda con quien ha empatado técnicamente en los dos últimos comicios.

El mantenimiento de la seguridad, los éxitos de la economía israelí y sus virtudes como hombre de Estado son sus principales credenciales.

Acusaciones

Netanyahu niega las acusaciones de haber concedido ayudas por haber recibido lujosos regalos, evaluados en unos 254.000 dólares, otorgado favores a un periódico a cambio de cobertura favorable o beneficios fiscales a un grupo de telecomunicaciones por 275.000.000 de dólares.

Quienes conocen la política israelí aseguran que otro gobernante ya habría arrojado la toalla. Su predecesor en el cargo, Ehud Olmert, dimitió antes de ser juzgado y encarcelado por corrupción.

Pero Netanyahu, con 70 años a cuestas, optó por acelerar su gestión y llegar a asistir hasta a cinco mítines en una misma tarde para alzarse con la victoria en las primarias, lo que le seguramente le resulte un espaldarazo de frente a las acusaciones.

“Un país que es capaz de enjuiciar a un primer ministro solamente puede traer admiración del mundo”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el abogado Mario Golab, conocedor de asuntos israelíes.

“Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario”, subrayó el abogado Golab, “pero lo cierto es que el primer ministro israelí debe afrontar un proceso judicial del que tiene que defenderse”.

Y añadió: “Culpable o exonerado, el tiempo dirá. Una cosa o la otra, el país saldrá fortalecido”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estaría usted de acuerdo con que los padres en Florida puedan decidir si sus hijos asistirán o no a clases cuando se traten temas como la evolución humana, la educación sexual o la influencia del hombre en el cambio climático?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas