MIAMI.- El rey Juan Carlos de España comunicó a su hijo, el rey Felipe VI, la decisión de salir del país, informó la Casa Real a través de un comunicado.

El periódico español ABC recoge el anuncio y detalla cómo el rey emérito expone su "meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España".

Te puede interesar

Y subraya cómo el padre del actual monarca español, que fue protagonista clave de la transición a la democracia del país ibérico a mediados de los años 1970, toma "con profundo sentimiento, pero con gran serenidad".

El comunicado también recuerda que Juan Carlos "siempre ha querido lo mejor para España y para la Corona".

De hecho, Felipe VI contestó a su padre con “su sentido respeto y agradecimiento”, según recoge la comunicación de la Casa Real.

El monarca español subrayó “la importancia histórica que representa el reinado de su padre (1975-2014), como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia".

Acorde al informe publicado por el rotativo español, el rey emérito “ha tomado esta decisión después de varios meses de presiones por parte del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para que dejara de vivir en la residencia oficial”, el Palacio de la Zarzuela.

Las presiones del actual Gobierno español comenzaron “tras la publicación de varias informaciones, según las cuales, Don Juan Carlos habría recibido una donación en 2008 de 65 millones de euros procedentes del rey de Arabia Saudí, que luego él regaló a su ex amiga Corinna Larsen”, según expresó el equipo de defensa de la implicada, mientras la fiscalía opina “que podría tratarse de un blanqueo de capitales”, lo que no ha sido imputado.

También se menciona la presencia de “cuentas en el extranjero que presuntamente no habría declarado a Hacienda (autoridad española de impuestos)”, lo que tampoco ha sido probado.

Vale resaltar que sobre el rey emérito no pesa ninguna acusación criminal o civil. La fiscalía del Tribunal Supremo del país ibérico realiza aún las necesarias investigaciones sobre el caso en cuestión.

Entretanto, las presiones del Gobierno continuaron “para alejar aún más a Juan Carlos” y ha sido el rey emérito “quien ha tomado la decisión no solo de abandonar el Palacio de La Zarzuela, donde ha vivido desde 1962, sino también España”.

En el interín, hay fuerzas políticas, como la agrupación Podemos o las asociaciones regionalistas de Cataluña y el País Vasco, que califican de “huida al extranjero” la partida de Juan Carlos.

Sin embargo, muchas voces piden respeto y compresión.

"Yo defiendo a la institución monárquica, a lo mejor otros no, pero a este país la monarquía le ha sentado bien y ahora tenemos al rey Felipe VI que es un grandísimo representante de todos los españoles", declaró la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, hace apenas unos días.

Y entre los grandes aportes del rey emérito Juan Carlos la historia recoge como el 23 de febrero de 1981, España vivió 18 horas dramáticas cuando se intentó poner fin a la transición democrática iniciada tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

El entonces rey Juan Carlos jugó un papel vital para desactivar el golpe militar, cuando se dirigió al Ejército, vestido con uniforme de Capitán General de los Ejércitos, para defender la Constitución española y llamar al orden en su calidad de Comandante en Jefe y desautorizar a los militares golpistas.

En efecto, el Partido Popular resaltó “el papel determinante y decisivo” de Juan Carlos en la llegada de la democracia a España.

“Su legado al frente de la institución ha sido fundamental para que hoy los españoles gocemos de uno de los sistemas democráticos más desarrollados del mundo”, señaló el comunicado de la agrupación política liderada por Pablo Casado.

A continuación, la carta del rey emérito Juan Carlos

“Majestad, querido Felipe:

Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.

Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España.

Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona. Con mi lealtad de siempre. Con el cariño y afecto de siempre, tu padre”.

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.94%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.37%
22813 votos

Las Más Leídas