MADRID.- El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha expresado este viernes su preocupación por el impacto del cambio climático en los niños y ha resaltado que 1,1 millones de niños se vieron afectados por el paso de los ciclones 'Idai' y 'Kenneth' por Mozambique.

"Estamos presenciando una tendencia preocupante", ha dicho la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, quien ha resaltado que "los ciclones, las sequías y otros fenómenos meteorológicos extremos están aumentando en frecuencia e intensidad".

Te puede interesar

"Como hemos visto en Mozambique y en otros lugares, los países y comunidades más empobrecidos se ven afectados de manera desproporcionada. Para los niños que ya son vulnerables, el impacto puede ser devastador", ha agregado.

El organismo ha detallado que más de 120.000 niños se vieron afectados por 'Kenneth', que provocó daños o la destrucción de al menos 400 escuelas apenas seis semanas después de que 'Idai' arrasara partes del país y dejara más de 600 muertos y un millón de niños damnificados.

El comunicado de UNICEF ha sido publicado el día en el que el ciclón 'Fani' ha tocado tierra en el este de India, dejando por ahora ocho muertos y cerca de un millón de evacuados.

Así, ha resaltado que 28 millones de personas, incluidos diez millones de niños, viven en lugares por los que está pasando el ciclón. "Los niños serán los más afectados por estos desastres", ha resaltado Gautam Narasimhan, asesor principal de UNICEF para el Cambio Climático.

"Hablamos de algo fuera de lo habitual. El cambio climático está relacionado con el aumento del nivel del mar y con el aumento de las precipitaciones asociadas con los ciclones, lo que causa más devastación en las zonas costeras y también en las interiores", ha explicado.

"A corto plazo, los niños más vulnerables corren el riesgo de ahogarse, ser sorprendidos por derrumbes, sufrir enfermedades mortales como el cólera y la malaria, padecer desnutrición debida a una producción agrícola reducida, y enfrentar el trauma psicológico, todo lo cual se agrava cuando los centros de salud y las escuelas se ven afectados", ha manifestado.

En este sentido, ha puntualizado que "a largo plazo, los ciclos de pobreza pueden durar años y limitar la capacidad de las familias y las comunidades para adaptarse al cambio climático y reducir el riesgo de desastres".

Por ello, UNICEF ha destacado que trabaja para frenar el impacto de los fenómenos meteorológicos extremos, entre otros a través del diseño de sistemas de agua que puedan resistir a los ciclones y la contaminación con agua salada, así como el fortalecimiento de las estructuras escolares y el apoyo en simulacros y ejercicios de preparación ante emergencias.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas