La mayoría de la población venezolana ha estado sometida por tanto tiempo a tal nivel de irracionalidad política, social y económica que sus decisiones ya no son conscientes, puede votar pero ya no es capaz de elegir. Tanto ha sido el condicionamiento social y la presión psicológica ejercida sobre la porción más vulnerable de la ciudadanía, que ésta ni siquiera sabe lo que le conviene y puede llegar, lo hemos visto ya antes, a ofrendar con su voto a un régimen perverso que le ha condenado a vivir un infierno permanente.

La cada vez más nítida percepción de esa realidad, a modo de Síndrome de Estocolmo, ha ido generando una masa crítica en la comunidad internacional representada en la OEA, la ONU, la Unión Europea y en el llamado Grupo de Lima, cuyas naciones se han manifestado claramente respecto del no reconocimiento de la farsa electoral de Maduro convocada para el venidero 20 de mayo.

Que como resultante de dicha farsa, Maduro sea reelecto con el 51% o el 100% de los votos y con una abstención de 40% o de 0% da exactamente igual. Poco importa lo que ocurra o deje de ocurrir en Venezuela el 20M. Será esta una farsa que las naciones amigas y, porque no decirlo, algunas otras interesadas también, no convalidarán ni dejarán pasar por alto.

Lo importante y trascendental comienza el 21M. Frente a la ya muy crítica situación que afecta al país en áreas sensibles como la salud y la alimentación, en las que el desabastecimiento y la inflación hacen estragos, la dictadura tendrá que lidiar con temas no menos álgidos que se le vendrán encima progresivamente conforme pasen los días y que afectarán su ya mermada capacidad de gobierno, entre los que caben mencionar solo unos pocos, para entender el tamaño del tsunami al que Maduro & Cia. tendrá que enfrentar:

  • Una inmensa mayoría de los venezolanos percibe salario mínimo que, unido al subsidio para alimentación, representa 2,5 Millones de Bs. mensuales (aprox. 3 USD), en momento en que el costo mensual de la canasta básica familiar excede los 100 Millones de Bs. Es decir, que una familia de 4 personas requiere el salario mínimo de 40 personas para atender, sin ahorro alguno, sus necesidades básicas.
  • La Liquidez monetaria, el dinero emitido por el Banco Central de Venezuela, creció más de 5,000% durante los últimos 12 meses.
  • La inflación anualizada se encuentra hoy sobre el 8,000% y los economistas estiman que cerrará el año 2018 superando el 30,000%.
  • Venezuela contaba con niveles de producción petrolera superiores a 3,5 MMBD cuando llegó Chávez al poder en 1998 y actualmente produce alrededor de 1,5 MMBD, a niveles superados en los años 50´s del siglo pasado.
  • Desde finales del año 2017, Venezuela está en situación de incumplimiento manifiesto (default) con sus obligaciones financieras, tanto emitidas por la República, como por PDVSA y por otras empresas del Estado. Los tenedores de papeles están organizándose para demandar y embargar activos fuera de Venezuela, donde quiera que estos se encuentren.
  • De las muchas empresas a las que el Dictador Chávez confiscó sus activos, algunas ya cuentan con laudos arbitrales y sentencias ejecutoriadas, por lo que también buscarán embargar activos fuera del País. Es el caso de la empresa Conoco-Phillips que cuenta con un laudo arbitral a su favor por un monto superior a los de 2 Millardos de Dólares y que recientemente obtuvo un mandamiento de embargo de bienes en las Antillas Holandesas, en las que PDVSA posee terminales y otros activos petroleros necesarios para la comercialización de sus crudos.
  • Países miembros de la OEA con más del 90% de los habitantes del grupo continental, así como la Unión Europea y otros países, actuando bajo el liderazgo de los EEUU, han manifestado con diáfana claridad que de materializarse la farsa electoral del 20M desconocerán sus resultados y a Maduro como Presidente de Venezuela y, adicionalmente, se vendrá una oleada de sanciones mucho más graves que las impartidas hasta ahora, con muy mal pronóstico para la gobernabilidad del País.
  • • La Agencia de la ONU para los refugiados ACNUR ha venido apoyando a los países vecinos de Venezuela que están siendo impactados por la inmensa diáspora de venezolanos que huyen de las insoportables condiciones de vida en su país y, aunque todavía no califica como refugiados a los migrantes, ello puede cambiar muy rápidamente.

No sería de extrañar que, luego del 21M, un grupo de países amigos propongan la adopción de resoluciones por parte de la ONU, declarando la crisis humanitaria en Venezuela y el carácter de refugiados de sus migrantes, con la muy probable intervención de las Fuerzas de Paz de la ONU (Cascos Azules), tan temida por el régimen.

Se vienen tiempos supremamente difíciles que deberán ser sorteados con mucha resiliencia por parte de nuestros conciudadanos, pero con ello se viene también el colapso del régimen y su eyección del poder. Alea Iacta Est…

juanriquezes@gmail.com / @juanriquezes

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas