Desde 1983, abril se ha designado como el Mes Nacional para la Prevención del Abuso Infantil, mediante una proclamación presidencial. Según la Universidad Internacional de la Florida (FIU), nuestro estado de la Florida tiene un promedio de cinco niños que mueren cada día a manos de un abusador y casi 50.000 menores son víctimas de abuso infantil cada año. Como madre, abuela y exmaestra certificada de la Florida entiendo la importancia de tener una comunidad fuerte y sensitiva que quiere proteger a nuestros hijos. En el sur de la Florida debemos trabajar activamente para prevenir el abuso y el abandono infantil, así como promover el bienestar de cada niño. En el Congreso seguiré siendo una ferviente defensora contra esta injusticia. Por eso, seguiré patrocinando una legislación bipartidista que ayudará a prevenir este acuciante problema en nuestras comunidades.

Las propuestas legislativas, la investigación, las políticas y la práctica son esenciales para abordar y prevenir el abuso infantil. He trabajado para presentar proyectos de ley como el Child Abuse Prevention and Treatment Act que proporcionará fondos para programas específicamente diseñados para prevenir el abuso infantil y también copatrociné la ley Stop Child Abuse in Residential Programs for Teens Act, requiriendo que cada programa cubierto por esta ley prohíba el abuso y el abandono de niños y tenga que cumplir con las normas especificadas.

En mi distrito, la ciudad de Miami ofrece recursos para niños que necesitan ayuda. El centro The Miami Rescue Mission for Women and Children provee un refugio de emergencia durante la noche, así como un programa de recuperación a largo plazo. Este lugar también ofrece clases gratuitas sobre servicios de crianza y consejería. El centro Lotus House es otra organización que proporciona un santuario, dando apoyo y educación específicamente a mujeres y niños. Esta organización ofrece ropa gratis, comidas saludables y un lugar donde alojarse a quienes son maltratados o abandonados. Además, cuenta con asesoramiento y exámenes de salud para los niños que se alojan allí. Cuando las familias están listas para mudarse del centro Lotus House la organización proporciona ayuda para la reubicación. Es un honor representar un distrito dedicado al servicio de otros, ya que muchas de estas organizaciones sin fines de lucro como la Misión de Rescate de Miami para Mujeres y Niños y Casa de Loto han trabajado en aliviar el dolor y el sufrimiento que causa el abuso y negligencia. Estos son sólo dos de los muchos centros de refugio en el sur de la Florida que proporcionan el cuidado y la ayuda necesaria para nuestros hijos.

No puedo dejar de insistir en la importancia de la seguridad y el bienestar de nuestros hijos. Cada niño merece una oportunidad de poder alcanzar su potencial y tenemos la responsabilidad de proporcionarles las herramientas para poder lograr estos sueños en un ambiente propicio y seguro. Al conmemorar el Mes Nacional para la Prevención del Abuso Infantil debemos permanecer comprometidos en la lucha por nuestros hijos no sólo en el mes de abril, sino todos los días del año.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario