En el Día de los Veteranos, honramos los sacrificios de quienes han luchado para proteger a nuestra gran nación. Todos los estadounidenses agradecemos y también respetamos a nuestros militares y veteranos, y debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que reciban todo nuestro apoyo cuando regresen a sus comunidades. No encuentro palabras para expresarles plenamente mi reconocimiento porque han puesto su patria antes que sus familias para proteger nuestros derechos a la vida y la libertad.

Mi esposo, Dexter, se ofreció como voluntario para prestar el servicio en Vietnam, donde fue herido en combate y fue condecorado con el Corazón Púrpura. Mi hijastro, Douglas, y su esposa, Lindsay, sirvieron como pilotos de la Marina en Irak y Lindsay también sirvió en Afganistán. Hoy, Lindsay continúa su servicio como Reservista de la Marina. He visto de primera mano la importancia de que nuestros valientes miembros del ejército sean bienvenidos a la vida civil con sistemas de apoyo sólidos y la mejor atención que tenemos para ofrecer. En el Congreso, he trabajado para asegurar que dichos recursos estén disponibles para hacer esta transición. Si bien nuestra Agencia de Asuntos de Veteranos (Veterans Affairs) ha progresado para brindar atención médica de calidad y otros servicios a nuestros veteranos, aún queda mucho por hacer.

Una forma en que mis colegas y yo hemos tomado medidas para ayudar a nuestros veteranos es presentar una legislación que los ayude en su transición del servicio activo a empezar o terminar su educación. Los estudios han demostrado que el desempleo entre los veteranos después del 11 de septiembre está superando al de los no veteranos, lo que demuestra que debemos hacer más para ayudar en esta transición. Como ex maestra certificada por el estado de la Florida, creo que la educación es clave para proporcionar a nuestros veteranos las habilidades necesarias para unirse a la fuerza de trabajo civil. La ley Veteran Education Empowerment Act otorgará subvenciones a las universidades de nuestro país con el fin de establecer centros estudiantiles para veteranos y conectarlos con diferentes veteranos que ya han empezado sus estudios. Esto servirá como una estructura de apoyo ya preparada más acogedora para los nuevos estudiantes veteranos y aumenta la probabilidad de que se gradúen.

Les pido que se unan a mí para honrar a aquéllos que han servido orgullosamente y a los que siguen defendiendo a nuestro país en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. No permitamos nunca dar por hecho las libertades que con su mayor sacrificio han preservado para nosotros. Una nación es tan fuerte como la voluntad de quienes han asumido el deber de protegerla. Este Día de los Veteranos, por favor, recuerde agradecer a nuestros veteranos por su gran labor.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario