Al final, toda victoria, es susceptible de resultar pírrica. Pero, siempre es preferible ganar a perder. La reflexión, es pertinente de cara a las votaciones celebradas, ayer domingo, en Barinas, Venezuela, para elegir a su gobernador. Además, un resultado, 55.36% versus, 41.27 %, es avalancha, goleada, knock-out, si tomamos en consideración la sumatoria de triquiñuelas del dominio público, urbi et orbe, de la narcosatrapía de Maduro, para salirse con la suya.

Damos por sentado, que el narcosátrapa y sus cómplices, nacionales e internacionales, intentarán sacarle algún provecho a la derrota. Son criminales peligrosos pero no imbéciles, integrales. No deja de ser paradójico que, desgobernantes ilegítimos por origen y desempeño, en determinadas circunstancias, puedan adoptar conductas, objetivamente, aceptables.

Te puede interesar

La primera, fingir ante sus detractores internos y sobre todo externos, como demócratas respetuosos de la voluntad popular, aunque sea muy a regañadientes. La farsa se la tragarán los de siempre.

Encasillar a la oposición a un ejercicio, puramente electorero, la segunda, cuando todos sabemos, que el desalojo y apresamiento de la organización del crimen internacional, que ha secuestrado el país, no se logra, nada más que a los votos. Hay que aderezarla, con mucha imaginación, mecanismos novedosos de resistencia civil, activismo en los entes multilaterales, OEA, UE, ONU, Corte Penal Internacional, CPI.. Sí, estamos en cuenta que, en muchos de ellos, en particular, de los dos últimos se cuecen habas; que hay entronizadas costras de izquierdistas y que en referencia a la CPI, hasta se ha hablado de la “Mafia de las Togas”, presta a lucrarse a costa de la desgracia venezolana.

Excluimos el sabotaje, violencia y actos terroristas por razones éticas. Además, no hace falta. De las interrupciones de los servicios de electricidad, hiperinflación, de las carestías de agua, alimentos, medicinas, de lo elemental, se encargarán, la incompetencia, corrupción y la holgazanería del propio Maduro y sus compinches.

Por último, los mencionados vagos y maleantes, intentarán aprovecharse de su propia derrota, para la purga interna. Diosdado, que se acomode. Ancianos padres -doña Elena, en particular- hijas, hermanos, demás deudos, de Hugo Chávez, lo mismo, incluida su fementida, memoria histórica.

La oposición democrática, por su parte, está necesitada de extremar esfuerzos para consolidar alguna forma de unidad que la haga manejable con las aspiraciones personales, las naturales divergencias, el narcisismo político, la propensión de algunos de dejarse engatusar o vivir engatusados, ellos, solos, por los usurpadores del Poder en Venezuela.

La victoria de Barinas, abre un resquicio de esperanzas. Nadie dice que sea fácil. Aún así, hay que perseverar. Y una vez depuesta la ralea, arar la tierra -habrá que comenzar con nuestras propias manos- para echar la semilla de una renovada Venezuela.

@omaresestacio

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.78%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
13034 votos

Las Más Leídas