La fuerza de gravedad y el tiempo tienen la costumbre de afectarnos a todos, en especial, tratándose de la piel y los músculos. A medida que envejecemos, la piel pierde su elasticidad y el tono muscular disminuye. En cuanto a nuestros rostros, los ojos pueden mostrar el paso del tiempo mediante unos párpados cada vez más flojos, algo que se conoce como ptosis.

La principal función del párpado es proteger al globo ocular, evitando que se lesione. Es por ello que se trata de una estructura móvil, con unos pequeños músculos capaces de contraerse y movilizarlo hacia arriba, o relajarse, y permitir que el ojo se cierre. Al parpadear, durante un instante, el músculo se relaja y el ojo se cierra; inmediatamente después, una señal activa al músculo para que vuelva a contraerse de nuevo y levante el párpado. La activación de estos músculos depende directamente del cerebro. Las señales que activan al músculo y permiten mantener el párpado elevado se transmiten a través de unos finos nervios que parten desde el cerebro y cuyas terminaciones nerviosas llegan al párpado. El fallo en cualquier punto de este complejo sistema conlleva a la incapacidad para mantener el párpado elevado.

Esta son cinco cosas que debemos saber sobre la ptosis:

  • Se puede presentar el fenómeno de párpados caídos cuando los músculos que los levantan (conocido como músculos elevadores) se estiran y debilitan con el tiempo. Entre más débiles sean estos músculos, más difícil será mantener los ojos totalmente abiertos.

  • La edad no es la única culpable de la ptosis. Hay afecciones médicas, como una lesión ocularo un daño del nervio que pueden hacer que el párpado superior se afloje y caiga más de lo normal.

  • Un bebé puede nacer con ptosis. Esto ocurre cuando el músculo elevador no se desarrolla normalmente.

  • Si un párpado caído cubre parte de la pupila, se verá afectada la visión. Algunas personas con ptosis pueden darse cuenta de que constantemente inclinan la cabeza hacia un lado para ver mejor.

  • Un oftalmólogo pude reparar quirúrgicamente la ptosis mejorando la función del párpado superior ayudando a levantarlo. Esta suele ser una cirugía ambulatoria.

Si los párpados caídos lo deprimen o afectan su visión lo cual es una posible consecuencia, consulte a un oftalmólogo al menor tiempo posible. La reparación de la ptosis puede hacer su mundo más brillante y mejorar su perspectiva.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario