@isaiaseblanco

Desde hace más de cien años los mecanismos de socialización en los adultos ha establecido pésimos paradigmas que limitan el éxito a la edad y condenan a la penumbra a quienes “se les fue el tren”; pero gracias a La Providencia no hay nada más alejado de la realidad, y por ésa es razón es importante reconducir los hilos de programación cultural para incentivar la creatividad.

Primero que nada hay que dejar claro de forma enfática que cualquier persona en cualquier momento de su existencia tiene todos los dones y oportunidades para que ésa idea, pensamiento o visión se traduzca en una fuente de ingreso constante.

Luego, ¡hay que acabar con el paradigma que el éxito solo lo pueden alcanzar los veinteañeros y quienes apenas rozan la tercera década!. Ése modelo de pensamiento fue una pésima herencia de los pueblos latinoamericanos proveniente de los tiempos donde las férreas dictaduras y gobiernos insensibles utilizaban la pobreza como mecanismo de control social.

Para desmontar ése hilo estructural que impera entre la población latina, basta con tomar como ejemplo a España, donde los movimientos tecnológicos, económicos y sociales impulsan una generación de emprendedores mayores a 40 años, quienes tras varios periodos de experiencia decidieron montar una StartUp, lanzar una aplicación móvil, ofrecer servicios de consultoría en internet, dictar conferencias, enseñar lo que mejor saben hacer e incluso incursionar la innovación centrada en las personas.

En España ése movimiento emprendedor “con más de cuatro décadas” es una clara respuesta del inconsciente colectivo a la crisis económica que castigó los bolsillos ibéricos e hizo ver en la Web un campo ideal para darle rienda suelta a su imaginación.

Cómo innovar en Latinoamérica: mensaje para los padres

Antes que nada es importante explicar que la mentalidad hacia la obtención de ingresos [objetivo tácito del emprendimiento] es una forma de pensar que se hereda de los padres, tíos, padrinos y abuelos; ya que se trata de una programación mental donde el apartado familiar le enseña al individuo cómo relacionarse con “La energía del dinero”.

Mensajes grabados en el subconsciente como “el dinero es la causa de todas tragedias”, “no hace falta dinero para ser feliz”, “con poquito tengo”, “me basta para comer y pagar la casa” son mensajes que un emprendedor debe erradicar de su estructura mental, porque si repite ésos patrones su intención comercial fracasará a las pocas semanas de haber debutado.

El emprendimiento es una forma de pensar que se conjuga en primera persona, porque es el “YO” quien crea la idea y establece los mecanismos para hacer realidad su proyecto. También se entiende como un estilo de vida que requiere concentración, mucho sacrificio, personalidad de acero, cabeza fría, sensatez y capacidad de liderazgo para hacer que otros individuos empaticen  con la idea y le aporten desarrollo.

Fases para emprender después de los 40

De nuevo, es fundamental repetir que El Éxito y La Prosperidad no tienen límite de edad, y que son energías que nutren la creatividad para solventar problemas, es importante entender la primera fase de La Innovación.

Si usted emigrará, cambiará de trabajo, cerró un ciclo sentimental o decidió que es tiempo de empezar un negocio propio, tenga en cuenta:

  • Identifique su área de mayor experticia y pericia profesional
  • Haga un viaje en el tiempo, y extraiga las áreas donde ha recibido más cumplidos y felicitaciones por un trabajo impecable y bien hecho.
  • Mírese ante un espejo y tras una relajada mirada a los ojos; dígase “qué es lo que mejor sabe hacer”.
  • Trate de recordar todos los sentimientos y emociones que experimentó el primer de trabajo en aquella compañía.
  • Piense en cómo usted con sus capacidades, virtudes y aciertos puede diseñar un producto-servicio que se ayude a mejorar la calidad de vida de su entorno y sirva de apoyo al desarrollo social del entorno donde se desenvolverá
  • Haga un repaso por su trayectoria profesional y comparta con su pareja o hijos ésas anécdotas que le sirvieron para ganarse el respeto del entorno. Ése ejercicio servirá como afirmación para ir sentando las bases de una actitud ganadora ante el desafío de emprender.

innovacion@isaiaseblanco.com

Deja tu comentario: