Rhianne Barreto nació en Londres. Forma parte de una familia de nueve. Empezó a actuar desde temprana edad en el National Youth Theatre. Tuvo sus primeros pasos como actriz en un corto metraje que después le dio paso a pequeños papeles para series de la BBC.

Hace dos años empezó a filmar la serie de Amazon Prime titulada "Hannah", donde representa el papel de la mejor amiga de la protagonista, presentándose así ante la escena internacional.

Te puede interesar

Sin embargo, es en la película dirigida por Pippa Bianco donde desluce en su primer papel principal: Share.

Mandy (Rhianne Barreto) recibe un mensaje de texto de sus amigos sobre un video donde aparece ella inconsciente, en el que unos niños de su colegio abusan de ella. Al no recordar lo sucedido, Mandy, intenta armar el rompecabezas de lo que pasó y lidiar con las consecuencias.

A primera vista, vemos a otra actriz consciente de su propia habilidad en escena. Rhianne está presente y sostiene la historia con una mirada que nos muestra una pluralidad de sentimientos en las cuales nos encontramos con el personaje. Miedo, horror, vergüenza, arrepentimiento, culpa. Basta seguir sus ojos para entender lo que ella vive. Además, sorprende el salto de lo negativo de su situación a recoger fuerza y valor en busca de lo que le sucedió. Ese impulso la mueve hacia adelante, viviendo su peor pesadilla y también la peor pesadilla de cualquier adolescente. Vulnerable.

Rhianne contiene el abuso, físico y mental durante toda la película. Se va cargando de incertidumbre, de vergüenza y de impotencia al no ser capaz de recordarse los eventos que la tienen en esta situación. A veces mira a su alrededor como pez en el agua, luchando con sus padres para no hacer el asunto mas público y buscando apoyo en su grupo de amigas. Rhianne no se limita en mostrarnos la idea de estos sentimientos. Ella va más allá y nosotros con ella. Estamos ahora todos viviendo esto, y todos queremos verla salir. Férrea a lo que mueve la historia hacia adelante: Su carácter. Alerta.

La cámara juega un papel muy específico. No sirven ni la espectacularidad ni trucos. La cámara es testigo y juez. No la abandona en ningún momento, y va en conjunto con el estilo de la película. Pippa Bianco, la directora y escritora de Share, no se separa de Rhianne, y mediante close ups la obliga a no darle salidas fáciles. Este acorralamiento es necesario, sirve mucho para la historia, y extrae lo mejor de su actriz. Esto es ejemplo de cómo confía Pippa en Rhianne y vice versa. La historia viene mejor contada cuando actor y director van de la mano. Específica.

Saber dejar el ego a un lado y servir con tu instrumento en el modo en el que viene contada la historia, es un ejemplo de cómo la actuación entra en la función del objetivo que se quiere lograr. Consiente de lo que busca su directora, el estilo y la forma como se quiere contar la historia, Rhianne, empieza a jugar a favor del bien mayor aportando al relato. Altruista.

La cámara se muestra presente, como una deidad. Su celular, los celulares de todos sus compañeros, la televisión de su hogar, los videos de sus entrenamientos de basket, donde viene criticada por su entrenador, usándola como (mal) ejemplo frente a todo su equipo. Todo es registrado. El mundo lo ve todo y Mandy esta en el peor lugar. Receptiva.

Rhianne sabe que a la cámara no se le miente. Es inútil. Como querer borrar el video de cada uno de los celulares de sus compañeros, mejor no perder el tiempo. La historia debe ser contada. Muestra valentía y fragilidad al saber que toda pantalla la juzga. Ella sabe que no puede tapar el sol con un dedo y así se entrega a cada momento de la historia. Rhianne se separa de Mandy y no anticipa ni acción, ni emoción. Rhianne, como actriz, ya sabe que es lo que viene. Mandy, como personaje, no. Y mientras Rhianne más desaparece, mas vive el personaje de Mandy. Menos es más. Diligente.

Para finalizar, cabe destacar los momentos de improvisación. La actriz cambia a un lenguaje más suyo, dándole así, toques de especificidad a su interpretación. Hace de Mandy ella. Una de las escenas más importantes de la película es en el carro con su padre. Donde el tono es delicado y el intercambio entre los dos es tan sincero y orgánico, que los dos actores salen victoriosos de la escena. Perfecto ejemplo de dos actores que se saben escuchar. Escuchar y responder… Suena simple, pero no se ve mucho hoy en día. Presente.

Pueden disfrutar a Rhianne Barreto en SHARE por ITUNES, HBO, HBOGO y HBONOW.

Directora: Pippa Bianco

Reparto: Rhianne Barreto, Charlie Plummer, J.C. Mackenzie y Poorna Jagannathan.

Fotografía: Ava Berkofsky

Productores: A24, Loveless, Wilding Pictures

Tiempo: 89 minutos.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Apoyaría la realización de un referendo para prohibir la venta de armas de asalto en Florida?

SI
NO
NO ESTOY SEGURO(A)
ver resultados

Las Más Leídas