Luego del anuncio de Estados Unidos de que “los países que no respeten la democracia por sus actuaciones no van a recibir invitaciones” a la IX Cumbre de las Américas, las dictaduras de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia demuestran de su condición de “organización criminal trasnacional” y México su rol “gobierno para dictatorial”, ejecutando una nueva conspiración, esta vez contra la Cumbre. La estrategia dictatorial consiste en el boicot por ausencia o asistencia, en que no invitados acusan y si los invitan sabotean desde dentro.

La señal de Estados Unidos respecto a los invitados a la IX Cumbre de las Américas es cumplimiento del orden jurídico internacional. De las decisiones de la III Cumbre de Quebec, en 2001, que se concretaron el 11 de septiembre del mismo año con la firma del tratado constitutivo que es la Carta Democrática Interamericana. Aunque Estados Unidos omitió exigir el cumplimiento de tales obligaciones en la Cumbre de Panamá de 2015, sí cumplieron respecto a las dictaduras de Cuba y Venezuela en la Cumbre de Lima de 2018.

Te puede interesar

El tema de fondo es que la naturaleza de las dictaduras es complemente contraria a la naturaleza y objetivos de la Cumbre de las Américas que “reúne a los jefes de Estado y de Gobierno de los estados miembros del hemisferio para debatir sobre aspectos compartidos, afirmar valores comunes y comprometerse a acciones concertadas a nivel nacional y regional con el fin de hacer frente a desafíos presentes y futuros que enfrentan los países de las Américas”…y que “busca de una forma multidimensional fortalecer la democracia y la gobernabilidad…”

Las dictaduras del socialismo del siglo XXI o castrochavismo son la expansión de la dictadura de Cuba del siglo XX que controla hoy Venezuela, Bolivia y Nicaragua bajo su sistema de detentar el poder con “terrorismo de estado”, “crímenes de lesa humanidad”, “violación de derechos humanos” impuesta en sus “leyes infames”, represión y masacres, presos y exiliados políticos que prueban la ausencia de “estado de derecho”, inexistencia de “separación e independencia de los órganos del poder público” e institucionalización de sus “dictaduras electoralistas” en las que “el pueblo vota pero no elige”. Además, son narcoestados, auspician y protegen el terrorismo, conspiran contra gobiernos y lideres democráticos, usan las migraciones forzadas, son “antiimperialistas” autoproclamados e impunes.

Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua son la “América dictatorial” que agrede con los medios criminales resumidos a la “América democrática”. Esta configuración de “las dos Américas” refleja desde temprano el siglo XXI el “eje de confrontación de las dictaduras contra democracias”, que hoy es mundial y que muestra a las dictaduras castrochavistas, abierta y públicamente integradas y al servicio de Rusia en la invasión a Ucrania y la amenaza a la paz y seguridad internacionales.

Además de las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua reconocidas internacionalmente y la de Bolivia llamada la “dictadura invisible” y ahora confesa por su aviso de no asistir a la Cumbre, el castrochavismo controla dos gobiernos para dictatoriales, el de Andrés Manuel López Obrador en México y el de Fernández/Kirchner en Argentina que han volcado toda su política exterior e importantes recursos internos para sostener a la dictadura de Cuba, legitimar la de Venezuela, reponer la de Bolivia, encubrir la de Nicaragua y tratar de suplantar el sistema interamericano de la OEA con organizaciones espurias.

Así integrado, el sistema dictatorial castrochavista ha recuperado -por medio de evasión o supresión de sanciones a Venezuela y ayuda de Rusia- capacidades petroleras que le permiten asistir más a Cuba y que pretende volver a utilizar para el conocido “soborno petrolero” a gobiernos de países del Caribe, sobornos que institucionalizaron por medio de Petrocaribe con el dictador Hugo Chávez y que les permitió el control de la OEA en los 10 años de la secretaría de José M. Insulza. Están en plena maniobra apoyos de gobiernos del Caribe a las dictaduras en la IX Cumbre.

En esta realidad objetiva, preguntamos ¿Qué valores comunes existen entre las dictaduras de Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua y los países democráticos, si las dictaduras no cumplen ninguno de los elementos esenciales de la democracia? Es evidente que desde fuera de la Cumbre el castrochavismo realiza un boicot que no puede ganar porque lo pone en evidencia y puede despertar a las democracias de la situación de indefensión en la que se mantienen tan inexplicable como vergonzosamente…pero es seguro que si las dictaduras llegaran a la IX Cumbre de las Américas será solo para sabotearla desde dentro.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.02%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.61%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.36%
18337 votos

Las Más Leídas