domingo 19  de  mayo 2024
OPINIÓN

¿Equidad o radicalización de las fuerzas militares de EEUU?

La administración Biden ha estipulado que el Departamento de Defensa cambie su tradicional enfoque por más equidad, una radicalización de las fuerzas militares
Diario las Américas | RAFAEL MARRERO
Por RAFAEL MARRERO

En búsqueda de una igualdad en el sector federal que raya en lo absurdo, la administración Biden ha estipulado que el Departamento de Defensa (DoD, por sus siglas en inglés) cambie su tradicional enfoque por uno que fomente más la equidad, lo que sería algo así como una radicalización de las fuerzas militares.

Si bien la medida no es nueva, pues forma parte del primer decreto firmado por el mandatario nada más al asumir el poder en enero de 2021, la repercusión sí que lo es por la reciente difusión del Plan de Acción de Equidad del DoD, suerte de rendición de cuentas al Gobierno sobre lo que ha hecho al respecto desde que la ley entrara en vigor.

En el reporte de 25 páginas, este departamento federal desglosa las acciones principales en las que está trabajando, sus respectivos progresos en el último año, las barreras que ha identificado en la ejecución de la orden y lo que se propone hacer en lo adelante para resolverlas.

Básicamente, el DoD se compromete a seguir trabajando en el ‘mejoramiento’ del proceso de adquisiciones, la educación, la vivienda, la seguridad alimentaria, la atención médica, incluso, la inteligencia artificial (IA) para adaptarse a la izquierdista agenda política de Joe Biden referente a la raza, el sexo y el género.

Basamento de la Orden Ejecutiva

Biden estrenó la pluma presidencial con la firma de la Orden Ejecutiva 13985, Promoviendo la Equidad Racial y el Apoyo a las Comunidades Desfavorecidas a través del Gobierno Federal. Todavía no había calentado su silla en la Oficina Oval cuando ya había impuesto la orden a los 15 departamentos federales, incluido el DoD, y unas 90 agencias gubernamentales.

En su euforia por haber ganado unas elecciones más que polémicas, no se conformó con seguir promoviendo la igualdad de oportunidades que caracteriza a nuestra democracia; en su lugar, "ordenó al Gobierno federal promover una ambiciosa agenda de equidad que coincida con la escala de los desafíos que enfrentamos como país y con las oportunidades que tenemos para construir una unión más perfecta", según indicó el anuncio de la ley en el portal de la Casa Blanca.

Desde su marcada posición izquierdista, y con una mentalidad que nos recuerda a los regímenes socialistas que defienden y usan a la igualdad como baluarte de ese sistema, el mandatario rubricó una legislación llamada a resolver las supuestas "disparidades arraigadas en nuestras leyes, políticas públicas e instituciones [que], con demasiada frecuencia, niegan la igualdad de oportunidades a las personas y las comunidades".

Las personas a las que se refiere son las incapacitadas, las mujeres y las niñas, mientras que las comunidades son las de color, las tribales, las rurales, las LGBTQI+ y las afectadas por la pobreza. Quiere decir que, a efectos del DoD, por ejemplo, ahora hay que dedicar más tiempo, esfuerzo y, sobre todo, dinero a velar por los intereses de todos esos grupos en vez de destinarlos a aumentar el potencial de nuestro Ejército, nuestra Marina y nuestra Fuerza Aérea, que son los que garantizan nuestra seguridad nacional.

Nuevo enfoque del DoD

En función de cumplir con la Orden Ejecutiva de Biden, el Departamento de Defensa trabaja actualmente en cinco acciones fundamentales:

  • Adquisiciones y contrataciones
  • Instalaciones militares
  • Familias militares
  • Investigación y desarrollo ‘equitativo’ de la inteligencia artificial
  • Inversión en comunidades presuntamente desatendidas

Repasemos en qué consiste cada una.

Adquisiciones y contrataciones

La acción relativa a adquisiciones y contrataciones está orientada a aumentar las oportunidades para pequeñas empresas ubicadas en zonas presuntamente desatendidas, específicamente las certificadas como:

  • Pequeña Empresa en Desventaja (SBD, por sus siglas en inglés)
  • Pequeña Empresa Propiedad de Mujeres (WOSB, por sus siglas en inglés)
  • Pequeña Empresa Propiedad de Veteranos con Discapacidad (SDVOSB, por sus siglas en inglés)
  • Pequeña Empresa Ubicada en Zonas Históricamente Subutilizadas (HUBZone Program)
  • Pequeña Empresa 8(a) – 8(a) Business Development Program

Además de ayudar a estas firmas en concreto, también se busca promover la equidad laboral en ellas, favoreciendo a las que emplean a discapacitados, por ejemplo, a través del Programa AbilityOne, cuyo plan de gasto pasará del 0,55% al 1,0% en los próximos cinco años.

En busca de la igualdad aclamada por Biden, la etnia y la raza también son factores contemplados por esta acción en lo que respecta a la contratación gubernamental y la cadena de suministro, áreas en las que se promueven las oportunidades para contratistas y subcontratistas que residen en comunidades desatendidas.

El DoD también dijo que fomentará y brindará recursos para revisiones adicionales de oportunidades de contratación, incluidas las que se ofrecen bajo el Umbral de Adquisición Simplificada y que están reservadas para las pequeñas empresas desfavorecidas del Programa 8(a).

Instalaciones militares

En lo que concierne a las instalaciones militares, se trata de impulsar la equidad en las zonas que les rodean por medio del Programa de Mitigación Ambiental de Tierras Nativas Americanas, el Programa de Restauración Ambiental de Defensa, el Programa de Restauración de Instalaciones y el Programa de Respuesta a Municiones Militares.

Mediante el primero de ellos, por ejemplo, en 2021, se ejecutaron 15 acuerdos de cooperación (10 en tribus nativas de Alaska y 5 en tribus de otros 48 estados), mientras que en 2022 se materializarán otros 13 (10 en Alaska y 3 en otros 48 estados). Para los programas restantes, ya se han destinado 1,400 millones de dólares solo en este año.

De acuerdo con el informe del DoD, "el impacto heredado de operaciones militares [realizadas] en estas bases y campos de tiro pueden incluir materiales peligrosos, escombros, tanques subterráneos de almacenamiento de combustible, pintura a base de plomo, asbesto, residuos de municiones/explosivos y sitios abandonados o inseguros".

Dicho impacto podría crear una barrera para las poblaciones indígenas que permanecen en esas zonas al obstaculizar potencialmente su desarrollo, así como la protección de la tierra con fines comerciales, de vivienda, recolección de alimentos o ejecución de prácticas culturales.

Aparte de eso, el DoD también impulsa medidas para mejorar la infraestructura en la isla de Guam, a la que otorgó unos 218 millones de dólares para crear un laboratorio de salud pública, así como para realizar mejoras a la planta de tratamiento de aguas residuales, el alcantarillado y la red de transporte.

En conjunto con organizaciones de conservación, el DoD también ha establecido oportunidades de recreación pública en las llamadas Áreas de Manejo de Vida Silvestre, parques públicos y senderos fluviales, entre otros recursos para comunidades desatendidas. Las inversiones de conservación en este sentido, según dijo, superan los 400 millones de dólares por año.

Familias militares

En el caso de las familias militares, se aboga por la equidad de quienes viven en comunidades desatendidas, en especial, cónyuges del personal militar para quienes se pide una mejor seguridad económica.

Según el reporte del DoD, datos previos a la pandemia indican que, solo entre 598.000 cónyuges de militares en activo que estaban en busca de trabajo, la tasa de desempleo era del 22%.

La acción igualmente defiende la equidad para estudiantes de color y discapacitados en escuelas que hacen parte de la Actividad Educativa del Departamento de Defensa (DoDEA, por sus siglas en inglés).

En lo que respecta a esta medida, habrá subvenciones para construir, reparar y expandir instalaciones educativas. De momento, el DoD ya ha asignado unos 2,000 millones de dólares a esta misión, de la cual se beneficiarían unos 26 000 estudiantes anualmente.

El acceso ‘equitativo’ a la salud, vivienda y seguridad alimentaria también es prioridad en este punto. Básicamente, se trata de "combatir los desafíos económicos experimentados por las familias militares" relacionados con esas áreas, de acuerdo con el citado plan.

En el terreno de la salud, para beneficiarios elegibles, hay incluso iniciativas encaminadas al tratamiento de la infertilidad y en función de la anticoncepción (con fármacos y dispositivos), independientemente de la raza o género. Asimismo, está prohibida la discriminación en base a la identidad de género.

En este sentido, ahora el DoD brinda un medio por el cual las personas que cumplen con los estándares aplicables pueden recibir tratamiento médico y acceder a las fuerzas armadas en su género autoidentificado.

Un artículo de BBC News relativo al tema puntualizó que, según datos analizados por la organización sin fines de lucro Palm Center, en 2019 había unos 8980 soldados transgénero en servicio activo; sin embargo, el número de esos militares podría llegar a los 15.500, de acuerdo con otro estudio realizado por el Instituto William de Orientación Sexual e Identidad de Género, correspondiente a la Universidad de Los Ángeles.

Investigación y desarrollo equitativo de la inteligencia artificial

Mediante la investigación y el desarrollo de la inteligencia artificial equitativa, se busca la implementación de diversos programas de carácter social, así como el uso seguro y ético de la IA en los negocios, las operaciones en el campo de batalla y el reconocimiento facial de personas de color.

Paralelamente, se trabaja "en el aprendizaje automático para reducir la violencia y mejorar la calidad de vida en vecindarios minoritarios". Al mismo tiempo, se aboga por diversificar la fuerza laboral en la rama de la IA con el empleo de miembros de minorías en disímiles ramas, tales como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

"La IA no tiene por qué ser una amenaza para la equidad; también puede ser una aliada, ya que puede ayudar al Departamento a trazar nuevos caminos innovadores hacia una mayor equidad en la contratación, promoción, retención y gestión de la fuerza laboral", subrayó el DoD en su reporte.

Añadió que, "con una fuerza laboral de IA más diversa, probablemente aumentará nuestra capacidad para anticipar posibles desigualdades (o reconocer cualquiera que comience a surgir) y mitigarlas de manera proactiva".

En este punto referente a la IA, por supuesto, habrá inversiones y subvenciones para la implementación de prácticas que se ajusten a los principios de la llamada inteligencia artificial ética y responsable.

Inversión en comunidades desatendidas

En lo que concierne a la inversión en comunidades desatendidas, se habla de ofrecerles un mayor acceso a las oportunidades del DoD y realizar más inversiones a favor de las Instituciones al Servicio de Minorías (MSI, por sus siglas en inglés) y los programas K-12 y K-20.

Además de aprovechar los planes estratégicos para estos programas, el Departamento involucrará a sus socios de la industria, el sector sin fines de lucro y otras agencias federales para ampliar su alcance a las poblaciones desatendidas y subrepresentadas, incluido el Ejército, los estudiantes, veteranos y cónyuges de militares.

Adicionalmente, se diversificará el programa de becas para el Servicio de Ciencias, Matemáticas e Investigación para la Transformación (SMART, por sus siglas en inglés) y la fuerza de empleados civiles del DoD.

También figura la realización de eventos presenciales en comunidades desatendidas, a cuyos miembros se les ofrecerán opciones de pasantías, contratos, subvenciones, becas y oportunidades de investigación, al tiempo que se impulsará el reclutamiento de personal en dichas poblaciones minoritarias.

Resultados del Plan de Acción del DoD

Como no podía ser de otra manera, apenas Biden firmó la susodicha orden ‘proequidad’ en enero de 2021, el secretario del Departamento de Defensa, Lloyd Austin, rubricó un memorando en el que dejó bien claro su "pleno apoyo y compromiso con una fuerza cohesiva y lista que fomente la igualdad de oportunidades para todos".

A tono con el cacareado mensaje libre de odio, acoso y discriminación lanzado por el presidente, el DoD comenzó a trabajar entonces en las antedichas acciones prioritarias, no sin antes reunirse, en febrero de 2021, con los comandantes y supervisores de todas sus instancias para corroborar el apoyo a la misión encomendada por el mandatario.

Según el citado reporte, poco tiempo después, el DoD "tomó medidas para garantizar que las personas transgénero, que deseaban servir en el Ejército y podían cumplir con los estándares apropiados, pudieran hacerlo abiertamente y sin discriminación".

En mayo de 2021, entretanto, el DoD emitió un memorando en el que reafirmaba los principios éticos de la IA y asignaba al Centro Conjunto de Inteligencia Artificial (JAIC, por sus siglas en inglés) la tarea de coordinar el desarrollo y la puesta en práctica de la estrategia de Inteligencia Artificial Responsable (RAI, por sus siglas en inglés).

En octubre del propio año, el DoD emitió otro memorando sobre el importante papel de las pequeñas empresas en la base industrial de defensa. En este sentido, encargó a la Oficina de Programas para Pequeñas Empresas (OSBP, por sus siglas en inglés) que actualice la Estrategia para Pequeñas Empresas del DoD a fin de maximizar sus capacidades.

Un mes más tarde, el DoD anunció medidas de corte económico y seguridad alimentaria, entre ellas, aumentos temporales en los programas de Asignación Básica para Vivienda y en las autorizaciones para Gastos Temporales de Alojamiento. Al propio tiempo, anunció la puesta en marcha de FlexJobs y Udemy, ofertas piloto orientadas a reforzar las oportunidades de trabajo para los cónyuges de militares.

La DoDEA, por su parte, ha liderado los esfuerzos de diversidad, equidad e inclusión para las escuelas primarias y secundarias operadas por el DoD. Entretanto, los Colegios y Universidades Históricamente Negros (HBCU, por sus siglas en inglés) y las MSI, otorgaron en el año fiscal 2021 (FY2021) unas 70 subvenciones.

Equivalentes a 30,4 millones de dólares, tales subsidios beneficiaron a 32 HBCU, 37 MSI y un colegio tribal. En el FY2021, el DoD también inauguró dos nuevos Centros de Excelencia en Biotecnología y Ciencia de los Materiales en los HBCU, con una inversión total de 15 millones de dólares, de acuerdo con el informe.

Delirios de equidad obligatoria

Aparte de su misión y funciones correspondientes —y en medio de las circunstancias que viven actualmente tanto nuestro país como el mundo, pandemia y guerra de por medio— el Departamento de Defensa ahora también tiene la misión de dirigir su atención y esfuerzos a los delirios de equidad del Presidente.

Con un polémico presupuesto inicial para el FY2022 cifrado en 715.000 millones de dólares, pero llevado en marzo a 728,500 millones a raíz de las críticas recibidas de los republicanos y para ayudar a Ucrania (13,600 millones se destinarán a ese fin), el DoD deberá lidiar así con este impulso mandatorio.

La agencia federal más grande de los Estados Unidos —que vela por nuestra seguridad nacional y nos protege de potenciales enemigos militares, como China y Rusia, fundamentalmente— ahora tiene ante sí la obligación no solo de abrazar a militares transgénero, sino también de asegurarse de que los algoritmos de sus programas de inteligencia artificial no sean ‘racistas’.

Claramente, al señor Biden se le metió entre ceja y ceja revertir las acciones implementadas por el expresidente, Donald Trump, al respecto. Recordemos que en 2017, por ejemplo, el republicano al frente de la Casa Blanca congeló el reclutamiento de personas transgénero por sobradas razones.

En ese entonces, Trump dijo que "los militares debían concentrarse en una "victoria decisiva y abrumadora", en vez de preocuparse por "tremendos costos médicos y la interrupción" que implicaba tener individuos “trans” en las filas".

Para el DoD, definitivamente, todas estas iniciativas y medidas no serían más que distracciones disfrazadas de equidad, fruto del espejismo izquierdista en el que pernoctan Biden y su tropa. Para este señor, todo lo que huela (o apeste, según se mire) a igualdad no solo es bienvenido, sino obligatorio. ¿Se habrá formado bajo la doctrina de las trece reglas para radicales de Saul Alinsky? Desde mi parecer, yo diría que sí.

*Sobre el Dr. Rafael Marrero

Multipremiado economista, empresario, comentarista de noticias y autor Bestseller.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar