@gerardosandoval

Las nuevas y diferentes formas de comunicación, evaluadas y diseñadas en función de las características específicas de aplicaciones o diversas plataformas, permiten enfocarnos en los usuarios y guiarlos hacia donde queremos que vayan.

Descifrar lo que la gente hace en cada aplicación y disponer de la habilidad de analizar esos datos, se traduce en una importante oportunidad de negocios.

La información detrás de cada perfil de usuario – sus hábitos de compra, gustos, necesidades, temores, desafíos, ubicación – son los puntos que marcan la diferencia entre una oportunidad y un negocio.

Growth Hack es el nuevo método de marketing on line que consiste en la clave para aumentar el número de usuarios o clientes, este término fue acuñado en 2010 por Sean Ellis, creador de la web Qualaroo y fundador de la comunidad growthHackers.com, en Silicon Valley. Asimismo, centra a la internet como la vía para hacer crecer rápidamente a las empresas, mediante el manejo inteligente de la masa crítica de usuarios.

Un growth hacker es un profesional cuyo único norte es el crecimiento de las empresas, definió Ellis. Pero no como cualquier profesional del marketing, sino con un enfoque de 360 grados como estrategia para ver el mundo de las start up. Mientras que el marketing digital se centra solamente en captar visitas, hasta que los visitantes entren en la web; el growth hack apunta a la estrategia para lograr a que esas visitas puntuales se conviertan en visitantes estables y así, en clientes.

El growth hack maneja programación, desarrollo de producto y creación de web; así como las herramientas para potenciar las visitas. La mayor ventaja competitiva es que un growth hacker lo puede medir todo, va testando y ajustando mientras alcanza las metas de crecimiento de las organizaciones.

MÁXIMO PROVECHO CON MÍNIMA INVERSIÓN

El growth hacking resulta muy interesante para las start up porque les ayuda a sacar provecho de su potencial con una mínima capacidad de inversión; pero también es muy atractivo para las grandes industrias con mentalidad de start up, ya que se ocupan de generar growth teams internos, aprovechando las ventajas de esta metodología.

Facebook, Linkedin, Youtube, Dropbox, Paypal, Twitter, Netflix, Apple, Google, Amazon, Airbnb, aplican en sus prácticas regulares estas técnicas, para atraer potenciales usuarios. El growth hack ha sido el potenciador de sus respectivos crecimientos, por la información que poseen de los usuarios, con el que pueden generar contenidos o productos que necesitan, e inclusive, anhelan. Tanto así que no solo los compran, sino que activan el botón de compartir o los vínculos de acceso, y allí es donde la viralidad, importante objetivo del growth hacker, cumple su cometido y multiplica las ventas.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas