La creación de beneficios para trabajadores y familias de escasos recursos, afectados por la pandemia del coronavirus, es un objetivo bien trazado por la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos; de ahí el reciente anuncio hecho por su presidente, Jerome Powell, acerca de cuál será la política monetaria a seguir en tiempos del COVID-19.

La Fed permitirá que la inflación supere el 2% durante cierto tiempo, mientras mantiene bajas las tasas de interés en aras de impulsar la recuperación económica nacional.

Te puede interesar

En este sentido, Powell ha dicho que, después de que la inflación ha estado por debajo de ese porcentaje, el nuevo enfoque será más flexible; contendrá una amplia gama de consideraciones y no estará dictado por ninguna fórmula específica.

A pesar de que un aumento de la inflación ha supuesto amenazas en el pasado, el ejecutivo de la Fed opina que eso “ya no parece representar un peligro grave”, ni siquiera cuando el nivel del desempleo baje y la situación económica mejore.

Consciente de que “la economía siempre está en evolución”, el directivo subrayó que “este cambio puede parecer sutil, pero refleja nuestra opinión de que se puede sostener un mercado laboral sólido sin provocar un brote de inflación".

Ventajas de la nueva estrategia de la Fed

En marzo pasado, la Fed redujo las tasas de interés a casi cero en dos reuniones no planificadas.

Asimismo, empezó a comprar bonos del Tesoro de Estados Unidos e informó sobre nuevos programas de préstamos destinados a proporcionar hasta 2,3 billones de dólares para fortalecer nuestra economía, seriamente afectada por la pandemia del COVID-19.

Veamos ahora en qué se traduce la nueva política monetaria recién anunciada y qué beneficios concretos representa:

  • Más empleos
  • Préstamos más baratos
  • Hipotecas de viviendas más bajas
  • Tasas de interés de tarjetas de crédito más bajas
  • Préstamos más accesibles para la compra de autos e insumos productivos

En su reciente comunicado, la Fed anunció que se compromete a evitar que los niveles considerados como empleo pleno caigan por debajo de “metas inclusivas y de amplio espectro”, esto en clara alusión al desequilibrio racial y a su responsabilidad de fomentar el crecimiento de la economía.

La nueva medida introducida por la Fed también incluye la promesa de utilizar “el total alcance de las herramientas” del Banco Central para conseguir sus metas de precios estables y un mercado laboral robusto.

En este sentido, el presidente de la entidad federal resaltó que la “estrategia revisada refleja nuestro aprecio por los beneficios de un mercado laboral sólido, especialmente para muchas comunidades de ingresos bajos y medios”.

El énfasis en el tema laboral obedece a que, en la última semana, se reportaron un millón de nuevas solicitudes de beneficios por desempleo, 14,5 millones de solicitudes recurrentes y 27 millones de solicitudes amparadas bajo diferentes programas federales.

Préstamos y créditos más baratos

Ahora, aparte de los beneficios dirigidos hacia el sector laboral, la nueva política monetaria de la Fed está encaminada a que tanto las personas como las empresas puedan adquirir préstamos más baratos por un período extendido de tiempo (según analistas, el lapso podría extenderse hasta el 2024).

En otras palabras: la nueva medida tomada busca que la gente no gaste su dinero pagando altos intereses, sino que lo gaste en el mercado.

Algo similar ocurrirá con las tarjetas de crédito, que en su mayoría tienen tasas de interés variables. Al bajar la tasa de la Fed, también lo hacen las tasas de los créditos, por ende, más personas podrían beneficiarse con esto sin que las grandes firmas crediticias se afecten.

Según informes del portal especializado Bankrate, desde que el Banco Central redujo su tasa, así han bajado las tasas de lo demás:

  • Tasas de interés de tarjetas de crédito: 16,03%
  • Tasas de préstamos personales: 12,07%
  • Tasas de líneas de crédito con propiedades de garantía: 4,79%.
  • Tasas de préstamos de auto a 5 años: 4,24%
  • Tasa fija promedio de hipoteca de vivienda a 30 años: 3,33%

De modo que este es un momento oportuno para conseguir financiación sin que las tasas de interés sean un verdadero dolor de cabeza.

Ya lo había dicho Powell con anterioridad: "El camino al futuro también dependerá de las políticas tomadas en todos los niveles del Gobierno para proporcionar ayuda y apoyar la recuperación durante el tiempo que sea necesario".

Sobre el Dr. Rafael Marrero

Economista. Graduado de las universidades de Stanford y Cornell, es un reconocido experto en EEUU en contratación federal, emprendimiento para pequeñas y medianas empresas y gestión de proyectos. Autor del bestseller de "Amazon: La salsa secreta del Tío Sam".

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.2%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.67%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.21%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.93%
1791 votos

Las Más Leídas