A Juan Pablo Pernalete le partieron el corazón y el de toda Venezuela que le llora. Cuántos Jairo, Daniel, Miguel Ángel, Brayan, Gruseny, Carlos, Paola, Ramón, Kelvin, Francisco, y la veintena de asesinados más en este mes de abril, podrán cargar en su conciencia los que dirigen, ordenan y ejecutan la feroz y desmedida represión contra un pueblo decidido a reconquistar su libertad.

Estos venezolanos fallecidos y los centenares de heridos y detenidos son la cara de la heroicidad que está decidida a todo por recuperar una digna condición de vida. Juan Pablo, como deportista que era, escribió antes de lanzarse a la calle a jugar el torneo por la copa LIBERTAD: "Unas veces se gana, otras se pierde, pero esta vez, no estoy dispuesto a perder. TE AMO VENEZUELA.

Lo que no intuyó Juan Pablo es que el contrincante no sabe de torneos sino de guerras, no conoce de encuentros sino de desencuentros, no celebra la vida sino la muerte. Hoy la dictadura quedó desnuda y nos mostró de nuevo su criminal naturaleza. Nos cuenta la historia, que los dictadores todos, tienen el mismo final. Terminan en el destierro, repudiados y en solitario, con el fantasma de sus muertos merodeándoles, cada segundo que les reste de vida.

Hans en cambio nos mostró su ropaje de dignidad. Con solo una Biblia en la mano, su cuerpo repleto de perdigones ante una tanqueta y su ¡ya basta, no disparen más! mostró al mundo entero que no hay bala, fusil ni ejército que pueda contra la voluntad de un pueblo que aspira la libertad. Que nada ni nadie lo amilana, doblega o quiebra... Al contrario, lo eleva y lo honra.

En estas horas difíciles y definitorias, aceremos el espíritu, abracemos nuestros principios y valores democráticos, unámonos dentro y fuera y sigamos adelante hasta alcanzar el destino que merecemos.

Descansen en paz nuestros desaparecidos, oremos por ellos y sus familias y alcancemos la libertad y la justicia por la que tanto lucharon.

@NituPerez
pereznitu@gmail.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario