El respeto es uno de los valores más importantes que debemos cultivar desde el hogar y la escuela, con nuestra familia, amigos y todas las personas que están alrededor. Es la base sobre la que se sustentan las relaciones entre las personas y, por tanto, es esencial para que exista una sana convivencia y para que haya armonía dentro de la comunidad.

El respeto es un valor que aparece en cualquier relación social e interpersonal. En la escuela el respeto debe servir como guía en las situaciones de interacción que se dan entre los estudiantes, entre los profesores, entre los directivos y los profesores, entre los estudiantes y los profesores, entre los padres y los profesores, etc.

Que haya respeto dentro del aula significa aceptar las reglas y las normas, que se han acordado y cuidar las instalaciones usándolas de manera correcta sin dañarlas entre otras actitudes. Si por ejemplo se insulta, menosprecia, se engaña o se grita sin motivo se pierde el respeto, y con ello, la escuela pierde fuerza a la hora de buscar su fin primordial que es la enseñanza de valores. El respeto es algo mutuo, es decir, si el profesor no practica la tolerancia y la aceptación de las virtudes y defectos de sus alumnos difícilmente recibirá mensajes positivos y de respeto hacia él de los estudiantes. Además, el profesor debe ser visto como un guía que sirve de apoyo a sus alumnos en el proceso de enseñanza y alejarse de la imagen de profesor autoritario al que se debe temer.

Para promover el respeto en la escuela, los alumnos, los profesores, los directivos o el personal de mantenimiento son responsables de contribuir a la causa mientras estén en la escuela. Para ello, existen una serie de normas que se pueden cumplir. La primera de todas, respetar a todas las personas que conforman el colegio. Los profesores deben reconocer las cualidades de cada alumno y felicitarles mientras se ayuda a todos los demás a saber valorar las cualidades del otro. Las críticas, burlas, y los juicios que no tienen carácter constructive y no se deben permitir. Enseñar a respetar las reglas de los juegos y las actividades que se realicen es importante y a la misma vez fomentar la integración y la comunicación entre ambas partes.

Dra. Sara Maria Saborido (Doctora en Educación)

Facebook: www.facebook.com/doctorsaborido

Instagram: @doctorsaborido

Twitter: @doctorsaborido

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario