Por Neuro J. Villalobos Rincón

“El hombre no es sólo una realidad biológica, es también una realidad cultural donde siempre está presente el aprendizaje y su base fundamental que es el lenguaje.” Neuro J. Villalobos R.

Te puede interesar

Si queremos ser libres para siempre, primero tenemos que desalojar nuestro cerebro de tantos prejuicios, creencias, mitos y “verdades” que consideramos eternas y únicas. Es necesario abrir nuestras mentes y desechar lo que nos encierra porque eso nos entierra. Los venezolanos tenemos mucho que aprender de todo y de todos porque la sociedad del conocimiento nos atropella dejándonos tirados en el camino, alejándose cada vez más de nosotros sin compasión ni pena.

Debemos multiplicar nuestros esfuerzos para sobreponernos a la práctica envilecida de la política por quienes quieren y pretenden hacer creer que las ambiciones personales por llegar o sostener el poder parezcan del mayor interés para el país y de gran beneficio para el pueblo. La degradación de la política se profundiza y amplía su radio de acción por los aventureros, populistas, corruptos, demagogos y audaces de distintas fachas.

Existen distintos sectores de la oposición que se manifiestan como tales, que se mantienen vigilantes ante cualquier movimiento, inadecuado según su parecer, del gobierno provisional encabezado por Juan Guaidó, para descargar toda su furia y frustración en su contra alegando que no han dado un cheque en blanco a nadie; yo tampoco lo haría, pero cuidaría de no dejar el resto de la chequera firmada en manos del régimen conformado por delincuentes de la peor calaña que hemos conocido en la historia política republicana. Detengámonos y reflexionemos sobre lo que estamos logrando con esas actitudes.

Las relaciones internacionales en este mundo globalizado son de gran importancia. Pero, luce deteriorada nuestra imagen y confusa nuestra posición, lo cual crea desconfianza y pérdida de credibilidad en el concierto de naciones democráticas civilizadas. Hay que prestar muchísima atención a Brasil y sobre todo a Colombia y los EEUU porque su apoyo es fundamental para continuar librando la lucha desigual contra el régimen tiránico. Nuestra cancillería y embajadas deben ser asumidas por gente competente en el ejercicio de esas funciones.

La diplomacia es el mundo de la discreción, la prudencia y la paciencia. Es el mundo de la palabra oportuna y el significado preciso. Es, si se quiere, un mundo para los virtuosos, no para los viciosos y superficiales para quienes es más importante su vanidad y egocentrismo; ellos son la imagen de nuestra nación y quienes deben pensar siempre en nuestra patria y lo que más le conviene para lograr un mejor destino.

Dios quiera que el incidente con el Dr. Calderón Berti se resuelva y aclare con elementos convincentes que preserven su imagen de hombre recto y correcto y el de nuestro país que requiere deslastrar de bandidos, pillos, forajidos y astutos, tanto a nuestra cancillería como a nuestras embajadas y que no sea un elemento más para la incomprensión, la duda, la distracción y el escándalo innecesario, que resquebraje la débil, pero ansiada unidad de la oposición a este régimen vergonzoso y despiadado.

El autor es miembro del Comité Politico VenAmerica
nevillarin@gmail.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuestiona Ud. la actuación policial tras el robo a una joyería en Coral Gables y donde murió un chofer de UPS, rehén de los dos atracadores?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas