Dijo el filósofo Epicteto de Frigia: “Así como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar” y en muchas ocasiones, muchas personas pasan por alto este componente imprescindible en el proceso de comunicación. Cada miércoles, suelo dedicar un espacio a los servicios comunitarios en mi distrito 12, a orientar y prestar ayuda. Personas con problemáticas diversas, algunos con problemas complejos que buscan guía o consejo, acción o soluciones.

María Acosta vino acompañada de su pequeño hijo de tres años: “Sophia ¿usted ha ido al Doral cerca del basurero? – me dijo y asentí – “El hedor es insoportable, no solo condiciona nuestra calidad de vida, sino que nos expone a una peligrosa contaminación. Tengo miedo, por él, señala al niño, por mí. A largo plazo puede haber daños irreparables. Lo hemos planteado en cada una de las instancias: sin respuesta o respuestas vagas”

Te puede interesar

La alcaldesa Daniela Levine Cava y los comisionados de Miami-Dade, tienen que decidir si extienden o no los servicios de la empresa Waste Management Inc.of Florida que administra el basurero.

Esto implicaría ampliar el periodo de operaciones hasta el 2036. Es necesario subrayar que el contrato de arrendamiento de la instalación expira el 31 de octubre de 2023.

Actualmente, el basurero mide 265 pies de altura y se pretende llevar a 340.

Es una situación compleja porque si bien la expansión podría exacerbar el mal olor y aumentar el riesgo sanitario por exposición a peligrosos químicos como el sulfuro de hidrógeno; por otra parte, está el conflicto de la relocalización.

En 2016 el International Journal of Epidemiology publicó una investigación concluyente: las personas que viven a menos de 3 millas de un basurero están en riesgo. Entonces ¿Dónde encontrar la solución? ¿Basta con buena voluntad política? ¿Quejas? ¿Denuncias? ¿Intereses?

¿En los procesos de rezonificación no se debió analizar esta situación antes de dar luz verde al desarrollo urbano? ¿Estarían dispuestas las personas a pagar más para sufragar posibles medidas? ¿Acaso es el vertedero parte de alguna agenda política local o solo un monstruo verde que se menciona cerca de alguna elección para cautivar votos a través del olfato? Muchas interrogantes, pocas respuestas.

Es imperante formar grupos de trabajo para fomentar la búsqueda de soluciones viables, no megaproyectos millonarios que, a la larga, terminarán por convertirse en una cruz en la espalda de los contribuyentes, en su nariz y en su bolsillo.

María Acosta se encuentra en una especie de laberinto y hasta ahora los políticos no han sabido encontrar el hilo de Ariadna, salvador para encontrar la salida.

*Aspirante a comisionada por el distrito #12 de Miami-Dade

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.96%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.79%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.25%
16840 votos

Las Más Leídas