BOGOTÁ.- El club de fútbol brasileño Chapecoense se ha convertido en el centro de todas las noticias este martes luego de sufrir un accidente aéreo que dejó 76 muertos y cinco heridos.

El Chapecoense era un equipo joven y poco conocido hasta su sorpresiva llegada a la final de la Copa Sudamericana. Jugaba en 2009 apenas en la Serie D del fútbol brasileño, pero tuvo un ascenso meteórico y llegó a primera división en 2014.

Desde entonces, no sólo se ha mantenido en la máxima categoría, sino que cada año ha mejorado su rendimiento hasta llegar a estar a sólo dos juegos de ganar el primer título internacional de su corta historia.

Chapecoense fue fundado en 1973 y representa a la ciudad de Chapecó, un polo industrial importante de Brasil en el estado de Santa Catarina, en el sur del país, en el que viven aproximadamente 200.000 habitantes.

Entre las figuras del equipo estaban Cleber Santana, Thiago y Ananias, quienes provenían de clubes grandes de Brasil donde no tenían mucho lugar. Otros, como Danilo, Kempes y Gil, hicieron carrera por varios clubes del país hasta desembarcar en Chapecó.

El técnico era Caio Júnior, un hombre con una trayectoria dilatada como entrenador, aunque no ganó ningún título importante en Brasil. Reconocido por sus jugadores como un motivador, logró darle al equipo una identidad asentada en el equilibrio y la eficiencia para aprovechar errores rivales.

Para acceder a la definición de la Copa Sudamericana, Chapecoense dejó en el camino primero a Cuiabá, un equipo pequeño de Brasil. Luego, los "peces gordos" fueron cayendo: primero fue Independiente, de Argentina; después Junior de Barranquilla, de Colombia y, en semifinales, el que quedó en el camino fue San Lorenzo, también argentino.

Embed

FUENTE: REDACCIÓN / dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas