“La comunidad internacional le ha reclamado unidad a los venezolanos y a sus líderes, como condición para ayudarles a salir del régimen que les oprime”, advirtió este miércoles el jurista, exministro Asdrúbal Aguiar ante la 36 reunión anual de The Interaction Council que tiene por sede a la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

“Sin embargo –advirtió–, dispersa, se mira en el espejo retrovisor de las ideologías y en sus intereses” algo que, según el político, “conspira contra la unidad de los venezolanos”.

Te puede interesar

Las declaraciones del exministro de Estado venezolano y secretario general de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) forman parte de los debates que ocuparon la sesión inaugural del encuentro promovido por The Interaction Council, organización independiente y sin fines de lucro que reúne a exlíderes mundiales con el objetivo de movilizar sus experiencias en aras de fomentar la cooperación y la acción positiva en todo el mundo.

De acuerdo con algunos de los participantes, la sesión inaugural estuvo también dedicada a hablar sobre los refugiados, el cambio climático, las ciudades sabias y muchos otros temas en los que resulta vital el aporte de los exdirigentes mundiales.

Embed

Sobre el tema particular de Venezuela, Aguiar, quien participó vía Skype, cuestionó la postura de la comunidad internacional con relación a la actual situación que vive la nación petrolera sometida a una profunda crisis social y política, acrecentada en los últimos meses luego de que el dictador Nicolás Maduro asumiera un nuevo mandato que es desconocido por la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

El exministro advierte de las posturas que aún en esta coyuntura piden a los venezolanos que saquen a Maduro del poder por las vías constitucionales, incluso luego de reconocer que el dictador tiene secuestrada a la nación “por funcionarios coludidos con el terrorismo y el narcotráfico; sujeta a la violencia de grupos colectivos paramilitares; víctimas, sus diputados y los militares disidentes, de torturas sistemáticas en los sótanos de las policías políticas”.

Reconoce que el Grupo de Lima decidió “retirarle su reconocimiento al régimen de Nicolás Maduro desde el pasado 10 de enero. Le concede legitimidad a la Asamblea Nacional para que ella y su presidente, Juan Guaidó, como gobernante interino, conduzcan una transición por etapas hacia la democracia”, pero cuestiona la decisión de buscar “el milagro de destronar a un Estado criminal por vías constitucionales”.

Sobre la ONU, apuntó que “mira hacia los lados; tanto como lo hacen la Alta Comisionada de DDHH y la Corte Penal Internacional. Sus tiempos son otros, no los de quienes sufren tragedias humanitarias y demandan auxilios”.

Igualmente enfatizó que “la comunidad internacional le ha reclamado unidad a los venezolanos y a sus líderes, como condición para ayudarles a salir del régimen que les oprime.

“Lo cierto es que esto conspira contra la unidad de los venezolanos. Está comprometiendo la viabilidad del Estatuto para la Transición hacia la Democracia, adoptado en febrero por el Parlamento.

“Una comunidad internacional hecha rompecabezas y con discursos ambiguos es muy útil a Maduro y funcional a su Estado criminal, que avanza hacia la clausura del último reducto democrático que le queda al país, su Asamblea Nacional. Sólo falta que encarcelen a Guaidó y que la diáspora se multiplique, afectando la gobernabilidad de Colombia, que es su primer destino, y la estabilidad económica regional”, concluyó Aguiar en su intervención ante The Interaction Council en Colombia.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario