RÍO DE JANEIRO.- El nuevo coronavirus ya mató a más de 80.000 personas en Brasil, según datos oficiales publicados el lunes que confirman la estabilización de la pandemia en una elevada "meseta" de más de mil muertes diarias en promedio semanal.

Según el Ministerio de Salud, se registraron en las últimas 24 horas 632 decesos, con lo cual el total de fallecidos llega a 80.120, una cifra que se duplicó en 40 días.

Te puede interesar

El número de personas contaminadas en 24 horas se incrementó en 20.257, totalizando 2.118.646, aunque los expertos estiman que esa cifra podría ser superior debido a la falta de test.

Brasil, con 212 millones de habitantes, es el segundo país con mayor número de casos y de decesos por la COVID-19, detrás de Estados Unidos (con 3,8 millones de casos y casi 141.000 muertos).

Desde el primer óbito en Brasil el 16 de marzo el balance tuvo un rápido incremento hasta estabilizarse a inicios de junio en más de mil muertes diarias, en promedio calculado sobre los últimos siete días.

"Hay una meseta. Brasil tiene ahora la oportunidad de frenar la enfermedad, suprimir la transmisión del virus, de tomar el control" de la epidemia, dijo la semana pasada en Ginebra el responsable de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan.

"De hecho, tanto el número de casos como el de óbitos se mantiene en un nivel estable. El problema es que es muy alto", dijo a la AFP Mauro Sanchez, epidemiólogo de la Universidad de Brasilia (UnB).

Además, "la perspectiva es que esa meseta se mantenga [en ese nivel] por algún tiempo antes de empezar a bajar", agregó Sanchez, para quien el proceso "dependerá de lo que se haga en términos de políticas públicas y de adhesión de la población".

Las tentativas de control de la pandemia se vieron comprometidas hasta ahora principalmente por su politización.

El presidente Jair Bolsonaro lleva a cabo una campaña sin cuartel, en nombre de la supervivencia económica del país, contra los gobernadores que impusieron medidas de aislamiento.

Y la mayoría de los estados se hallan en un proceso de desconfinamiento, juzgado demasiado prematuro por los expertos.

Diagnosticado hace dos semanas con coronavirus, el mandatario ejerció sus funciones en confinamiento en su residencia oficial, pero el domingo volvió a mostrarse para hacer el elogio de la cloroquina y la hidroxicloroquina como tratamientos contra la COVID-19, pese a que no existen evidencias científicas que comprueben su eficacia.

FUENTE: Con información de AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.12%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.5%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.37%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19%
2084 votos

Las Más Leídas