SANTIAGO DE CHILE.- El Gobierno chileno está a la espera y dispuesto a acoger al primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) venezolano, Freddy Guevara, en caso de que solicite asilo político, informaron este lunes fuentes oficiales.

Esto después de que el diputado opositor Guevara pidiera protección la noche del sábado en la embajada de Chile en Caracas, ante "inminentes amenazas a su seguridad".

El ingreso de Guevara en calidad de huésped a la sede diplomática chilena "responde a la política permanente que ha tenido el Gobierno de Chile, en torno a la situación que atraviesa Venezuela", declaró a la prensa este lunes la ministra portavoz de Gobierno, Paula Narváez.

Narváez aseguró que el Ejecutivo "tiene toda la mejor disposición de acceder a todas las peticiones que se hagan, pero para eso tienen que ocurrir primero", respecto de una eventual solicitud de asilo político.

Guevara se convirtió el fin de semana en el sexto ciudadano venezolano en demandar protección de parte del Estado chileno, después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano pidiera el viernes enjuiciarlo y levantar su inmunidad parlamentaria.

El TSJ expresó en un comunicado que Guevara debe ser juzgado por tribunales penales, porque "presuntamente incurrió de manera permanente en los delitos de asociación, instigación pública continuada y uso de adolescente para delinquir", sin precisar más detalles sobre estas infracciones.

Tras recibir a Guevara, la embajada replicó que el Gobierno chileno le otorga la calidad de huésped al parlamentario "conforme a su tradición humanitaria, a los principios que inspiran su política exterior y en coherencia con las decisiones adoptadas en similares situaciones".

En octubre, arribaron a Chile los jueces venezolanos José Fernando Núñez Sifontes, Beatriz Ruiz Marín, Zuleima Del Valle González y Elenis Rodríguez Martínez, después de permanecer alrededor de dos meses en la embajada chilena en Caracas en calidad de huéspedes.

Ellos forman parte de los 33 magistrados designados por el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, para integrar el TSJ de ese país, y hasta el momento, sus cuentas bancarias se encuentran congeladas.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, aseguró que este asilo se extenderá por dos años y los acogidos deberán realizar los trámites para obtener una cédula de identidad para extranjeros.

El régimnen de Nicolás Maduro, ha denunciado que Chile incurre en una ilegalidad al asilar a estos cuatro magistrados en Santiago, ya que ellos representan "a la ultra derecha venezolana y la línea supremacista de (presidente de EEUU) Donald Trump".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario