jueves 1  de  diciembre 2022
DIPLOMACIA

Colombia estudia retirar denuncia contra Maduro en la CPI

En 2018 Colombia lideró la denuncia presentada a la CPI sobre violación de derechos humanos en Venezuela por el régimen de Nicolás Maduro

12 de septiembre de 2022 - 09:33

REDACCIÓN. - Álvaro Leyva, ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Gustavo Petro, asomó la posibilidad de que Colombia retire la denuncia contra Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI), por los crímenes de lesa humanidad.

Durante una entrevista para W Radio, Leyva explicó que la nueva administración debe revisar las iniciativas que han tomado gobiernos anteriores, por lo que llegado el momento es posible que se tome la decisión de retirar la denuncia, según una nota publicada por El Nacional.

"Dentro de la normalización hay que revisar una iniciativa que se tomaron en otros gobiernos, en otros momentos y otras perspectivas, de tal manera que no me sorprendería que, en su momento, con la claridad necesaria sobre muchos aspectos que se están solucionando, se llegue a la necesidad de retirarla (…) Lo que se hizo con Venezuela fue una barbaridad", manifestó.

Leyva también agregó: "Estamos normalizando las relaciones con más de 2200 km de frontera, las cosas tienen su lógica, su ley de gravedad, estamos recomponiendo las relaciones con Venezuela, y restablecerlas implica revizar decisiones que desafortunadamente se tomaron de forma equivocada, estamos en esa tarea y por eso aquello de la paz, es más allá de las fronteras".

En 2018 Colombia lideró la denuncia presentada a la CPI sobre violación de derechos humanos en Venezuela por el régimen de Nicolás Maduro.

Sin embargo, retirarse de esa denuncia no tendría ningún efecto práctico, en primer lugar porque la denuncia no solo fue interpuesta por Colombia sino también por países como Argentina, Perú, Chile y Paraguay. Además, en 2021 la CPI tomó la decisión de abrir una investigación sobre Venezuela.

Cabe recordar que Nicolás Maduro permanece en el poder tras celebrar unas elecciones señaladas como fraudulentas no sólo por la oposición del país, sino por la comunidad internacional. Ese señalamiento se debe a que meses previos al proceso electoral, el régimen de Maduro, a través de sus diferentes entidades dominadas por el chavismo comenzó una cacería contra los opositores que tenía una verdadera posibilidad electoral. Inhabilitó a partidos políticos, a candidatos, persiguió a dirigentes políticos, dejando un boleta electoral libre de competidores verdaderos.

Solo permitió que personas con muy poca popularidad se lanzan como candidatos presidenciales quienes terminaron con menos del 1% del resultado electoral. Ante la arremetida del régimen la oposición decidió abstenerse de participar en el proceso, porque no había garantías constitucionales de transparencia. Tras celebrar ese proceso Maduro decidió quedarse en el poder e ignorar lo que señala la Constitución de Venezuela. Así se produjo un vacío de poder constitucional que fue asumido por Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, quien recibió el apoyo de más de 50 naciones de todo el mundo como presidente encargado.

Pero el régimen no quiere abandonar el poder y ha mantenido la fuerte represión contra todos los movimientos opositores. Encarcelando y reprimiendo a los que reclaman libertad. Dentro de los penales, las torturas son parte de la realidad que obliga al silencio, mientras la dictadura muestra un rostro de recuperación que solo se ve entre los aliados al poder.

FUENTE: REDACCIÓN/Con información de El Nacional

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar