MÉXICO.-Las comunidades mayas del municipio de Hopelchén, en la península de Yucatán, México, expresaron su descontento por la falta de garantías otorgadas por el Gobierno para realizar la consulta sobre el avance de la producción agropecuaria transgénica y las actividades de Monsanto, que afectan su hábitat natural. Por lo tanto, anunciaron que continuarán el diálogo cuando asuma el próximo presidente, Andres Manuel Lopez Obrador

La decisión surgió luego de la última sesión de consulta sobre la soja transgénica ―ordenadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación―, del 25 de agosto, en la que, según denunciaron, las autoridades incentivaron la división entre los pobladores, publicó el periódico La Jornada Maya, debido a la presencia de sojeros que en otras oportunidades generaron enfrentamientos entre los presentes.

Además, cuestionaron que organismos como la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas tampoco garantizaron la bioseguridad, ya que permitieron la siembra, cosecha y comercialización de soja transgénica, lo que violó e incumplió acuerdos previos con los mayas.

FUENTE: RT Actualidad

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Por quién votaría en las elecciones a gobernador de Florida?

Por el republicano Ron DeSantis
Por el demócrata Andrew Gillum
Por ninguno
ver resultados

Las Más Leídas