MIAMI.- Un llamado al respaldo interno en la isla para los huelguistas del Movimiento San Isidro, hizo desde sus redes sociales la periodista independiente Iliana Hernández, quien tributa para CiberCuba.

"Desde el miércoles [18 de noviembre] estamos aquí atrincherados, con la turba de represores de la Seguridad del Estado que no deja llegar a nadie", denunció Hernández, que también participa del ayuno en reclamo por la libertad del músico Dennis Solis González, a quien bajo acusación de desacato, impusieron una condena de ocho meses de cárcel tras someterlo a un juicio sumario en apenas tres días de arresto.

Te puede interesar

"Estamos convocando a todos los cubanos de la isla a que salven nuestras vidas", llamó Hernández. "Que salgan a las calles mañana domingo [22 de noviembre], a las 3.00 de la tarde, en todos los parques centrales del país, de sus provincias, de sus municipios, de sus pueblos. Que nos hagan una notificación, que lo digan por alguna parte para que se sepa lo que está pasando", instó la activista.

Y aclaró: "Esto [la huelga que realizan siete integrantes del grupo opositor San Isidro], es por la liberación de Dennis Solís González; por la eliminación de las tiendas en dólares en todo el país y también por la libertad de Cuba, y por qué no, si yas nos toca y ya es hora", dijo Hernández.

Embed

Más temprano en el día, la huelga de hambre y sed que realizan los siete integrantes del movimiento opositor San Isidro, nombre de la barriada habanera donde surgió, había sido calificada como un “nuevo intento de crimen” del régimen de Cuba, en un pronunciamiento del Bloque Iberoamericano Anticomunista.

Luis Manuel Otero Alcántara, que encabeza el movimiento, junto a Maykel “Osorbo” Castillo y Esteban Rodríguez están en huelga de hambre y sed; también se encuentran en ayuno de alimentos Iliana Hernández, Osmani Pardo y Oscar Casanella.

“Esto nos trae a la memoria lo que hizo el régimen de los hermanos Castro en contra de Orlando Zapata Tamayo y Armando Sosa Fortuni; quieren dejar que se mueran estos jóvenes que reclaman un derecho válido ”, afirmó René Barba, concejal chileno y activista por la democracia en Cuba.

El 23 de febrero pasado se cumplieron 10 años de que el albañil y plomero Orlando Zapata Tamayo, murió en una cárcel cubana tras protagonizar una huelga de hambre que se extendió por 85 días.

A sus 43 años, Zapata Tamayo exigía a través de una protesta pacífica el respeto de sus “derechos mínimos” dentro del recinto penal en el que cumplía sentencia. La oposición asegura que el régimen lo dejará morir.

Por su parte, Armando Sosa Fortuny, el preso político más antiguo de la dictadura cubana, murió a los 76 años en prisión a pesar de los recurrentes pedidos de libertad realizados por la oposición.

Tanto el concejal chileno René Barba, como también el diputado costarricense Dragos Dolanescu, secretario general para Centroamérica del Bloque Iberoamericano Anticomunista, y René Bolio, presidente de la Comisión Justicia Cuba, en horas de la mañana del sábado se comunicaron con los activistas que hagan el ayuno.

Tras diferentes conversaciones telefónicas, Dolanescu se comprometió a presentar una moción ante la Asamblea Legislativa de Costa Rica para rechazar la postura asumida por el régimen castrista y ofrecer su solidaridad al pueblo cubano. Entretanto, Barba dijo que hará gestiones para “visibilizar” ese caso entre la opinión pública de Chile.

El emergente Bloque Iberoamericano Anticomunista es integrado por reconocidos líderes y activistas de países como España, Colombia, Costa Rica, Chile, Uruguay, Chile, República Dominicana, Venezuela y Cuba, entre otros. El secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez-Boronat, es uno de sus impulsores.

Bolio dijo en una declaración que la Comisión justicia Cuba “analiza la situación que está viviendo el prisionero Denis Solís González, perteneciente al Movimiento San Isidro, en la cual el régimen cubano ha ejecutado una serie de conductas y actos en contra de sus derechos, al no permitir su libertad de expresión pacífica, al haberlo arrestado, golpeado, torturado y juzgado sumariamente, sin informar a sus familiares ”.

El exprocurador mexicano agregó que “esto violenta una serie de derechos humanos, los cuales son protegidos por la legislación universal y que se agregan a la concatenación de violaciones durante más de 60 años de la dictadura cubana”.

El pasado 9 de noviembre la Policía política cubana detuvo al músico Denis Solís, de 31 años, y el Tribunal Provincial de La Habana lo condenó en juicio sumario a ocho meses de prisión tras acusarlo por delito de desacato.

En una comunicación vía celular entre Gutiérrez-Boronat y Oscar Casanella, uno de los huelguistas, este último dijo que la sede del Movimiento San Isidro se encontró “sitiada” por agentes de la Seguridad del Estado de la isla.

Casanella aseguró que “en la madrugada del miércoles para jueves lanzaron en la terraza de la sede del movimiento y en el patio interior, un líquido, como una especie de químico, que no sabemos qué es y huele muy mal. Esto puede ser un ataque químico contra nosotros ”, denunció.

Embed

Barba, quien también lidera el naciente grupo Patriotas por Chile, aseveró que “la dictadura hace cualquier cosa por mantenerse en el poder coartando las libertades de cualquier persona”.

Añadió que el miércoles 25 de noviembre presentará “un documento a Sergio Micco, director del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile para explicarle la situación de los huelguistas”.

En horas del mediodía del sábado también se comunicó con los huelguistas el presidente de la Junta Democrática Dominicana, Hipólito Ramírez, quien expresó su sentimiento de solidaridad y apoyo por la causa que motiva la protesta y la “libertad del pueblo cubano”.

De igual forma, Martín Elgue, presidente del Comité Uruguayo por la Democracia en Cuba y miembro de la asociación anticomunista, lamentó la situación de Cuba y se sumó a las voces de protesta por las circunstancias que rodean a los activistas del Movimiento San Isidro.

En el momento de actualizar este reporte con información recibida directamente desde La Habana, la calle donde se encuentra ubicada la sede del movimiento opisitor San Isidro se encontraba sitiada por agentes de la Seguridad del Estado cubano. También han trascendido denuncias de que la cisterna de donde toman el agua para consumo diario fue contaminada por una sustancia que despide un fuerte olor, cuyo origen no han logrado identificar.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas