Los vecinos de un área de seis cuadras en el reparto Párraga, en el municipio habanero de Arroyo Naranjo, se encuentran totalmente sitiados desde el 29 de agosto debido a uno de los varios brotes de COVID-19 detectados en la zona, reportó Diario de Cuba. A ninguno le está permitido salir de su cuadra, una posta policial en cada esquina lo impide.

La medida, sin embargo, no ha estado acompañada de otras que alivien las consecuencias de la falta de movilidad y la reclusión, señalaron varios residentes a Diario de Cuba.

Te puede interesar

"No entra agua corriente al vecindario y solo este lunes trajeron una pipa para una cuadra entera, algo que no alcanza para todos", se quejó Gladys Capote, una de las afectadas.

"Ni siquiera nos dejan salir fuera de la casa. Apenas ven que nos asomamos, aunque salgamos con nasobuco, nos dicen que debemos entrar", añadió.

"Estamos en una situación de estrés muy grande porque ya llevamos casi una semana en esta situación. Yo tengo dos menores en casa y no es fácil manejar esta situación de que no puedas salir de tu cuadra a nada", apuntó Ana Zulueta, vecina de la calle Guantánamo, al igual que Capote.

"Aquí varias familias están pasando hambre pues no todo el mundo puede pagar los 15CUC que cuestan los módulos de comida que nos traen. Para esos módulos debes hacer una cola y, sino tienes el dinero, no te lo dan, y muchas veces ni alcanzan", criticó Otoniel Méndez, quien vive en la calle Guasimal, de Párraga.

Los vecinos desconocen cuándo terminará este excepcional "estado de sitio" que viven, y que comenzó cuatro días antes de la militarización total de la capital del país con un toque de queda a partir de las 7:00 de la noche a las 5:00 de la mañana, que por el momento durará 15 días.

Los vecinos señalan que todo el barrio está tomado por la Policía y los llamados "boinas negras", un cuerpo especial para situaciones excepcionales.

El reparto Párraga es uno de los lugares donde se han detectado varios brotes de COVID-19.

El director nacional de Epidemiología, Francisco Durán García, culpó en una de sus alocuciones diarias por la televisión estatal a los ciudadanos.

Dijo que el repunte de la enfermedad en la zona se ha debido "a un alto índice de indisciplinas en la vía pública como el no uso del nasobuco y la realización de dos fiestas que provocaron varios contagios".

El municipio habanero de Arroyo Naranjo es el que presenta más focos activos (27) y tres eventos de transmisión local, lo que lo hace uno de los lugares con mayores índices de infestación del COVID-19 en todo el país.

Embed

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.74%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.44%
13129 votos

Las Más Leídas