sábado 4  de  febrero 2023
HISTORIA

El "padre del periodismo" en Colombia, un cubano de Bayamo

Con la idea de fundar el Papel Periódico de Santafé de Bogotá, se dice que Manuel del Socorro Rodríguez inició formalmente el periodismo en Colombia

MIAMI— Considerado el iniciador del periodismo en Colombia, Manuel del Socorro Rodríguez de la Victoria nació en Bayamo en 1758. Estudió por su cuenta dibujo, pintura, caligrafía y humanidades, destacando como un discípulo ejemplar.

Llegó a Bogotá el 18 de octubre de 1790, e inmediatamente, el 25 de ese mes, fue nombrado bibliotecario público de la Real Biblioteca de Santafé de Bogotá. Al poco tiempo de estar viviendo allí fundó una tertulia, en la que además de dar a conocer sus escritos, se estudiaban diversos temas.

De allí nació la idea de fundar el Papel Periódico de Santafé de Bogotá, con el cual se inició formalmente el periodismo en Colombia. Manuel murió en la pobreza en un cuartico que había habilitado dentro de la misma biblioteca donde trabajaba. Una estampa suya está en el Salón de la Prensa de Bogotá.

La Biblioteca Luis Ángel Arango ofrece una biografía del cubano, a partir del libro Don Manuel del Socorro Rodríguez: homenaje en el segundo centenario de su nacimiento, de Gustavo Otero Muñoz, editado por el Banco de la República, Bogotá, 1938.

Nació el 3 de abril de 1758 en Bayamo (Cuba) y murió el 3 de junio de 1819 en Santafé de Bogotá. Es considerado el padre del periodismo colombiano.

Manuel del Socorro Rodríguez quedó huérfano de padre desde muy temprana edad, condición que lo obligó a trabajar en la carpintería para hacerse cargo de su familia. Sin embargo, paralelamente a la realización de estos oficios, se dedicó a estudiar juiciosamente humanidades y artes hasta que, en 1778, obtuvo el título de aptitud que más adelante le dio la posibilidad de viajar a Santiago de Cuba. Allí estuvo radicado varios años, pero en 1790 se trasladó a Santafé de Bogotá, en donde es nombrado bibliotecario público de la más importante biblioteca de la ciudad, cargo que jamás abandonó y que le dio las herramientas necesarias para convertirse en el iniciador del periodismo en Colombia.

Como consecuencia de sus inquietudes intelectuales, funda con algunos amigos la tertulia Eutropélica, de donde nace el periódico |Papel periódico de Santafé de Bogotá, primer periódico del país que habría de convertirse en el principal medio de expresión neogranadino durante seis años. El periódico nace oficialmente en 1791 y se acaba en 1797. Su dirección siempre estuvo a cargo de Manuel del Socorro Rodríguez, quien logró que en sus páginas escribieran personajes importantes en diferentes campos, desde el político ?como eje principal?, pasando por el científico.

Más adelante, en 1806, funda el periódico El redactor de América, en el que objetivo era crear, por intermedio de él, una biblioteca americana que reuniese a los mejores y más destacados escritores criollos de la época para, así, demostrar la importancia de las letras en el futuro de un país.

Pero Manuel del Socorro Rodríguez no sólo se interesaba por las letras; también veía y creía en la importancia del comercio y de la agricultura en las colonias como asuntos indispensables para lograr cierta autonomía frente al Virreinato. Por esta razón, muchos de sus escritos estuvieron encaminados a mostrar las bondades y posibilidades de las tierras donde vivía, así como a señalar la importancia de hacer algo concreto con las herramientas que la tierra suministraba, pues creía que no se podía seguir hablando sin actuar.

A diferencia de muchos criollos, Manuel del Socorro Rodríguez no sólo comprendía lo negativo que resultaban la colonización y la invasión europeas en las tierras americanas, sino que también criticó vehementemente la esclavitud y la forma devastadora en que los españoles colonizaron y acabaron con las culturas indígenas, subrayando siempre el hecho de que era imperativo y urgente resarcir los daños mediante un redescubrimiento. Su idea era rescatar las culturas indígenas como pilares fundamentales de la nueva cultura que se estaba gestando.

Manuel del Socorro Rodríguez siempre vivió modestamente, pero, al final de su vida, su pobreza se incrementó de tal manera que se vio obligado a vivir de la caridad y a ejercer otros oficios además del de bibliotecario, entre los cuales estuvo el de miembro activo del Colegio electoral de Cundinamarca, en donde ayudó a Antonio Nariño, por lo cual estuvo a punto de ser fusilado durante el proceso de reconquista llevado a cabo por España después de la caída de Napoleón Bonaparte.

Embed

FUENTE: Con información de CubaNet y Biblioteca Luis Ángel Arango

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar