MANAGUA.- El líder empresarial de Nicaragua, José Adán Aguerri, dijo el miércoles que el sector privado está sufriendo “represión” por parte del régimen de Daniel Ortega, mientras la economía “sigue en caída” a causa de la irresuelta crisis política que comenzó con protestas sociales en abril de 2018.

Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), ofreció una rueda de prensa junto a sus colegas Michael Healy y Álvaro Vargas. Los tres fueron atacados el sábado anterior en una carretera al oeste de Managua por “turbas" sandinistas que rompieron los vidrios del vehículo de Aguerri.

Te puede interesar

“Estamos viviendo diferentes formas de represión al sector privado: tomas (invasiones) de tierras, bloqueos aduaneros y embargos a empresas”, afirmó el titular del COSEP.

Señaló que denunciaron este miércoles ese ataque ante el Ministerio Público del departamento de León (occidente) y acusaron a la Policía de no actuar para detener a los sujetos que utilizaron piedras, tubos y rifles de balines.

El atentado a los empresarios no tiene precedentes aunque ellos apoyaron las protestas de la oposición. En 2018 activistas afines al régimen de Ortega atacaron a periodistas, a obispos y sacerdotes católicos en distintas zonas del país.

Para Aguerri, la situación es similar a la etapa de confrontación que vivió Nicaragua durante el primer gobierno sandinista (1979-1980) y que desembocó en una guerra civil que dejó decenas de miles de muertos.

“Somos una generación que nos está tocando vivir dos veces este mismo proceso. Los nicaragüenses no nos merecemos esto, ni un muerto más”, expresó.

Anunció que el COSEP presentará mañana una propuesta para “reactivar el país”, en vista de que la economía “sigue en caída” desde que comenzó la crisis hace 17 meses.

Según sus datos, en casi dos años se perdieron 175.000 empleos, hay una inflación al alza y una caída en las exportaciones e importaciones. Esta situación será revisada por una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que llegará a Managua a fin de mes.

“Estamos pidiendo que se retome definitivamente una negociación”, agregó quien fue parte del equipo de la opositora Alianza Cívica en el diálogo con el gobierno realizado entre febrero y mayo pasado. “Tenemos que buscar una salida cívica y pacífica. Sin un acuerdo esta crisis continuará profundizándose y todos seguiremos pagando las consecuencias”.

Consultado por AP, Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC), dijo que todavía hay 3.780 hectáreas ocupadas por precaristas en distintas zonas del país, de más de 6.500 hectáreas que fueron invadidas en 2018.

Los "toma-tierras", identificados con el gobierno, ocuparon ilegalmente fincas de conocidos empresarios que apoyaron las protestas contra Ortega. Healy dijo que varias de sus propiedades en el sur del país todavía están ocupadas.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas