dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- “Las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tendrían un plan para reagruparse en territorio venezolano, con el fin de proteger a Nicolás Maduro”, denunció el consultor político y periodista venezolano Gustavo Azócar, en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Azócar lanza la advertencia a poco más de un mes de que se cumpla el plazo establecido por la Constitución venezolana para que Maduro abandone la silla presidencial y el cargo sea ocupado por alguien que resulte electo en comicios. El papel de las FARC, según el analista, sería proteger al mandatario chavista de cualquier acción con la que pretendan removerlo del Palacio de Miraflores.

El periodista argumentó que grupos disidentes de las FARC estarían asentados en los estados venezolanos de Zulia, Apure y Amazonas, en donde tendrían guardadas “sus armas de grueso calibre”, que no entregaron al momento de regresar a la vida civil tras un acuerdo con el Gobierno del expresidente colombiano Juan Manuel Santos, firmado en La Habana.

Azócar, quien cita informes de inteligencia, aseveró que la militancia de las FARC en territorio de Venezuela es producto del denominado Plan de Defensa de la Revolución, promovido por el chavismo con el respaldo del régimen cubano frente a una eventual “invasión” o “intervención militar” que pudiera acometer el Gobierno de Estados Unidos, acompañado de algunos países de la región.

Agregó que en este contexto “Cuba sigue siendo la mano que mece la cuna”, país insular en donde –dijo– se realizarían reuniones entre Nicolás Maduro, cabecillas de las FARC y también del Ejército de Liberación Nacional (ELN), con representantes de la dictadura castrista, “y de ahí es que salen todas las directrices de lo que debe hacerse en Venezuela”.

Además, Azócar indicó que existen “serias evidencias” de que el “desaparecido” líder de las FARC, Iván Márquez, se encuentra en Venezuela “protegido por Maduro” y denunció la posibilidad de que el cabecilla guerrillero haya viajado a La Habana con el dictador Maduro, en octubre pasado, para reunirse con la cúpula del castrismo.

“Hay un sector de la FARC que nunca apostó por el proyecto de pacificación con el Gobierno de Colombia, que es lo que llaman la ‘disidencia de la FARC’, que se trasladó a Ecuador y otra parte a territorio venezolano”, explicó.

Sostuvo que las FARC no entregó a la ONU la totalidad del armamento que tenía en su poder, después del acuerdo de paz negociado en La Habana y refrendado en Cartagena (Colombia) en noviembre de 2016, con el que se puso fin a una guerra interna de más de 50 años.

gustavo azocar
El periodista venezolano Gustavo Azócar.
El periodista venezolano Gustavo Azócar.

“Mucha gente en Colombia y en el mundo se tragó el cuento de que las FARC habían entregado todas las armas al acogerse al plan de paz, pero no fue así, las FARC entregaron solamente las armas inservibles, las armas que prácticamente no funcionaban, que no servían, las que estaban totalmente obsoletas”, destacó.

Y más adelante, recalcó: “Pero el armamento sofisticado, el de alto calibre y de última generación que compró las FARC, gracias al negocio del narcotráfico, son armas que fueron trasladadas y escondidas en Venezuela”.

Azócar anticipó que las FARC pronto tendrían que cambiar su nombre por el de Fuerzas Armadas Revolucionarias de Venezuela (FARV), hecho que atribuyó a que el “territorio donde está operando esta organización ya no es Colombia, sino Venezuela”.

Aseveró que en esta “mutación” la presencia del cabecilla Iván Márquez, en jurisdicción venezolana, juega un papel importante. “No es una casualidad que Márquez se encuentre en nuestro país”, subrayó.

La tarea de Granda

Según el consultor, Rodrigo Granda, conocido como el “canciller de las FARC”, quien tuvo un rol protagónico en las negociaciones con el Gobierno colombiano para el regreso del grupo a la vida civil, en esta ocasión también sería una “pieza clave” en el “nuevo plan” de la organización guerrillera en la geografía venezolana.

Granda estuvo en Venezuela para dictar una conferencia en una institución universitaria de San Juan de los Morros, capital del estado Guárico, gracias a un permiso por nueve días que le otorgó la justicia colombiana en octubre pasado.

Azócar afirmó que la presencia del líder guerrillero en ese país tuvo como finalidad expresa participar “en una reunión del Secretariado de las FARC para planificar su reagrupamiento”.

“Nadie sabe con exactitud cómo entró Granda a Venezuela. No se sabe si utilizó pasaporte colombiano, cubano o venezolano. Nadie lo vio haciendo cola frente a las taquillas del SAIME (Servicio Administrativo de Identificación), en San Antonio del Táchira. Tampoco lo vieron sellando pasaporte en las oficinas de Migración Colombia (…) Como Granda fue bautizado el ‘canciller de las FARC’ es probable que tenga pasaporte diplomático”, dijo.

De acuerdo con Azócar, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), ente creado a la luz del proceso de paz para juzgar los delitos cometidos por la guerrilla y otras funciones, autorizó mediante una resolución la salida de Colombia del líder de las FARC, ahora convertida en partido político, para que viajara del 17 al 25 de octubre pasado a Venezuela.

Para Azócar es “curioso” y genera dudas que la JEP dio un permiso de nueve días al exlíder de las FARC para que participara en un evento donde sólo daría una conferencia el martes 23 de octubre, y se preguntó: “¿Qué hizo Rodrigo Granda los otros ocho días que permaneció en Venezuela?”.

Puntualizó que “la visita de Rodrigo Granda no fue para buscar la paz. Todo lo contrario, fue para alimentar la guerra. Granda vino a Venezuela a sostener reuniones con altos mandos de las FARC que viven en este país y a coordinar los detalles de la participación de la guerrilla colombiana en el Plan de Defensa de la Revolución”.

El comunicador recordó que Granda fue detenido en Caracas y deportado a su país en diciembre de 2004, en una operación que se le atribuye a una antigua autoridad de Inteligencia colombiana llamada D.A.S (Departamento Administrativo de Seguridad). El cabecilla quedó en libertad en 2007 y luego apareció como uno de los negociadores de las FARC en los diálogos que antecedieron el acuerdo de paz en Colombia.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas