MANAGUA.- Un equipo de abogados nicaragüenses, en coordinación con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), están estudiando las diferentes rutas jurídicas para la liberación definitiva de los presos considerados "políticos" por la oposición de Nicaragua, informó este miércoles la Alianza Cívica.

La experta constitucionalista e integrante de la Alianza, Azahalea Solís, dijo a periodistas que están valorando qué figura jurídica procede para el caso de los condenados, los que están en juicio, y aquellos que se encuentran en prisión preventiva y no han sido llevados a audiencia.

Te puede interesar

En todos los casos, explicó, los detenidos tendrán su liberación completa y quedarán sin antecedentes.

En ese grupo hay 230 presos y otros 212 que han sido excarcelados gradualmente desde el 27 de febrero pasado, cuando comenzaron las negociaciones, que concluyeron el miércoles pasado sin acuerdos en los temas de justicia y democratización, indicó.

Asimismo, anotó Solís, otro grupo está trabajando "en las inconsistencias" encontradas tanto en la lista de detenidos del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua como en la de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según la opositora, el Ejecutivo sostiene que hay 200 personas que nunca han estado encarceladas o están libres, y otros 53 casos que se trata de reos comunes.

La jurista dijo que han encontrado seis personas con sus nombres duplicados y una cantidad no precisada de personas que estuvieron presos y ya se encuentran en libertad.

En el caso de los 53 reos comunes que alega el régimen, han demostrado que siete de ellos son "presos políticos", según dijo, por su lado, la abogada Yonarqui Martínez, que defiende a manifestantes antigubernamentales.

La mesa de negociación entre el régimen de Ortega y la Alianza Cívica invitó hace dos semanas al CICR a apoyar la liberación definitiva de los manifestantes antigubernamentales en un plazo no mayor de 90 días, a partir del 20 de marzo pasado.

Las conversacione concluyeron el miércoles de la semana pasada sin acuerdos en temas de justicia y democratización, aunque dejaron la puerta abierta para continuar en el futuro.

La Secretaría General de la OEA y el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, son los testigos y acompañantes de la nueva negociación, que se mantiene a nivel informal.

Nicaragua atraviesa una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la CIDH, aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

FUENTE: Con información EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario