Embed

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- El expresidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez, quien se encuentra acompañando al candidato presidencial de su partido Centro Democrático, Iván Duque, por el sur de la Florida, hizo este sábado un vehemente llamado a la Fuerza Armada de Venezuela para que Nicolás Maduro sea “removido” del poder y como consecuencia de esa acción darle paso a unas elecciones democráticas en ese país sudamericano.

Uribe explicó que no está demandando el concurso de los soldados venezolanos para que se imponga un gobierno militar en Venezuela, sino una “acción valerosa” que evite unos nuevos comicios electorales que terminen por perpetuar la que llamó “la dictadura neocomunista” de Maduro.

A juicio de Uribe, una crisis humanitaria como la que se está viviendo en Venezuela, en otra parte del mundo hubiera derivado en la intervención militar de la ONU para darle protección a la comunidad. “La voz de [Luis] Almagro ha sido fuerte, pero con una OEA muy débil (…) con unos países latinoamericanos débiles y complacientes con esa dictadura”, subrayó.

El actual senador colombiano, que aspira a la reelección en las votaciones previstas para el próximo mes de marzo, sostuvo que tampoco deben tomarse sus palabras como un llamado para que los marines de los Estados Unidos entren a Venezuela a restablecer la democracia en esa nación gobernada por el chavismo desde hace casi dos décadas.

Previo a un acto de campaña en el hotel Signature Grand, en el vecino condado de Broward, el exmandatario colombiano insistió en pedirle a la comunidad internacional una serie de actos disuasivos que hagan reflexionar a la Fuerza Armada venezolana “para decirle que tienen allí una democracia derrotada y una crisis humanitaria como la que se ha presentado en Ruanda”.

Y dijo en tono enérgico, dirigiéndose otra vez a los militares venezolanos: “Remuevan la causa, que es la dictadura comunista, no para que haya un gobierno militar, sino unas elecciones inmediatas.

Uribe sobre venezuela .JPG
De izquierda a derecha, el candidato presidencial Iván Duque y el expresidente colombiano Álvaro Uribe.
De izquierda a derecha, el candidato presidencial Iván Duque y el expresidente colombiano Álvaro Uribe.

“Hay que hacer que reflexionen los solados de Venezuela. Los herederos del Libertador Simón Bolívar no pueden estar al servicio de una dictadura que masacra al pueblo”.

Dijo, además, que la única posibilidad que tiene la democracia hoy en ese país es que las “armas institucionales de Venezuela la defiendan”, y que de esa forma “no sigan apoyando la destrucción del pueblo y remuevan esta dictadura cuanto antes”.

Esa misma postura fue defendida este viernes por el senador republicano Marco Rubio, quien escribió en Twiter que "El mundo apoyaría a las Fuerzas Armadas en Venezuela si deciden proteger al pueblo y restablecer la democracia mediante la eliminación de un dictador".

Embed

Uribe anticipó que si Maduro logra realizar las anunciadas elecciones el próximo mes de abril, ya tiene un caudal de 7 millones de votos fraudulentos a través de un Consejo Nacional Electoral (CNE) a su servicio, y la posibilidad de fortalecerse en el poder.

De igual forma, Uribe abordó el tema relacionado con el diálogo entre el régimen madurista y un sector de la oposición que ha visto con buenos ojos la posibilidad de ir a las urnas en busca del restablecimiento de la democracia.

Al respecto dijo que “el dialogo ha afianzado la dictadura comunista”, y agregó que “Venezuela no ha tenido un efectivo apoyo de la comunidad internacional, salvo voces valerosas como la de Almagro”.

En cuanto a los rivales del candidato de su colectividad política, Uribe aseguró que no solo le preocupa Timochenko, a quien no le auguró muchas posibilidades, sino los que denomina “Timochenkos no declarados, que son cercanos a la izquierda y amigos del presidente Santos”.

“Actos de repudio a las FARC son válidos”

Por su parte, el candidato presidencial Iván Duque, a quien las encuestas recientes no le favorecen, señaló que las acciones de repudio contra el también aspirante al primer cargo público de Colombia, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, son una expresión válida de la democracia, pero pidió realizarlas de manera pacífica.

En menos de diez días, “Timochenko” ha visto afectadas sus labores de proselitismo en algunas regiones colombianas tras ser objeto de actos protagonizados por algunas personas que con consignas y palabras de grueso calibre idiomático le han recordado su pasado criminal.

“Hay que reconocer que el pueblo está apelando a la sanción moral. Ver a criminales aspirando a cargos públicos, sin pagar por sus delitos, crea un profundo malestar en el pueblo colombiano”, acotó. “La sanción moral del pueblo es consecuencia de la impunidad que le dio el gobierno a los guerrilleros”.

Entre tanto, Duque manifestó que si esas expresiones de rechazo contra las FARC conducen a que los cabecillas del que hoy es un movimiento político desistan de sus aspiraciones, “ojalá lo hagan, porque los colombianos vamos a seguir defendiendo la verdadera paz que es aquella que se hace con justicia”.

Al referirse al anunciado paro del segundo grupo guerrillero de Colombia, el ELN, Duque aseveró que “esa es la consecuencia de un gobierno que ha premiado a la criminalidad” y advirtió que si llega a salir elegido en las elecciones de mayo próximo pondría unas reglas más severas para negociar con ese movimiento alzado en armas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas