jueves 18  de  abril 2024
Venezuela

Fiscal Ortega Díaz es clave en las investigaciones internacionales contra jerarcas chavistas

El penalista Jesús Ollarves y el constitucionalista Alí Daniels afirman que todo dependerá de la calidad y la cantidad de pruebas que la removida Fiscal General tenga en su poder
Por JUAN FRANCISCO ALONSO

CARACAS.- Aunque el objetivo del Gobierno al sacarla del Ministerio Público era arrebatarle la información y la presencia mediática que tenía, la decisión podría terminar teniendo un efecto bumerang, pues con su decisión de abandonar Venezuela la destituida fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, podría terminar convirtiéndose en una pieza clave para el avance de determinadas investigaciones que autoridades de varios países, en particular Estados Unidos, tienen contra jerarcas chavistas.

Antes de que el pasado 5 de agosto la cuestionada Constituyente la removiera de su cargo, la abogada guariqueña ya había anunciado que estudiaba acudir ante la Corte Penal Internacional de La Haya (Holanda) para denunciar a funcionarios venezolanos por “crímenes de lesa humanidad”. Planteamiento que reiteró en una reciente entrevista a El Mercurio de Chile, donde aseveró: “Acudiré a organismos internacionales. Yo no descarto acudir a La Haya, porque tengo un cúmulo de evidencias que me permitirían acudir a denunciar graves violaciones a los Derechos Humanos”.

Pero no solo los casos de abusos y excesos cometidos por policías y militares durante la ola de protestas que sacudió al país entre abril y julio podrían terminar ventilándose fuera también las pruebas que Ortega Díaz tiene sobre el caso Odebrecht.

“Tenemos la información y el detalle de todas las operaciones, montos y personas que se enriquecieron”, dijo el pasado jueves, antes de salir rumbo a Colombia, cuando participó vía Skype en la reunión que los fiscales generales de América sostuvieron en México.

Esa información fue digitalizada y sacada del Ministerio Público antes de que la Guardia Nacional y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) lo tomara el día que la Constituyente removió a la funcionaria. “Esa información está a buen resguardo”, aseguraron al DIARIO LAS AMÉRICAS fuentes cercanas a Ortega Díaz.

Sin embargo, juristas advierten que de la cantidad y calidad de las pruebas que tenga la ahora díscola Fiscal General dependerá que las afirmaciones que haga a partir de ahora no queden más que en un titular y tengan alguna repercusión.

Embed

“Para que las denuncias tengan alguna efectividad deben ir acompañadas de pruebas”, afirmó el constitucionalista Alí Daniels, quien agregó: “Dependiendo de la contundencia de las pruebas ella podría terminar forzando investigaciones dentro del país, aunque eso a corto plazo luce difícil por el control que el Gobierno ejerce sobre la justicia, pero internacionalmente podría terminar ayudando. Allí está el caso del escándalo de sobornos de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado, por sus siglas en inglés). La justicia de Estados Unidos terminó asumiendo ese caso no porque el dinero que cobraban los directivos implicados haya terminado en bancos estadounidenses, porque terminaron en suizos, sino porque buena parte de esos fondos pasaron por bancos americanos y eso se descubrió con evidencias aportadas por otros países. Ortega Díaz podría terminar jugando ese papel en determinadas investigaciones que la justicia estadounidense, colombiana o brasileña tienen contra venezolanos".

En similares términos se pronunció el exmagistrado de la Corte de Apelaciones de Caracas, Jesús Ollarves, quien apuntó: “El tema de fondo es la naturaleza de los delitos de los que ella puede hablar, los cuales en el caso de Odebrecht, por ejemplo, son de naturaleza transnacional y allí la colaboración internacional es fundamental para que se castiguen. Luisa Ortega Díaz tiene la obligación ética y moral de colaborar con los organismos internacionales o la justicia de otros países para castigar los delitos contra los Derechos Humanos o la corrupción”.

La organización dedicada a la lucha contra la corrupción, Transparencia Venezuela, ha identificado a unos 28 ministros y exministros que firmaron contratos con Odebrecht, entre los cuales está el actual constituyente Diosdado Cabello.

El presidente de la compañía, Marcelo Odebrecht, en un arreglo con la justicia de EEUU admitió que solo en Venezuela pagaron 98 millones de dólares en sobornos a funcionarios a cambio de contratos millonarios de obras públicas, la segunda cifra más alta tras Brasil. Ortega Díaz antes de ser destituida aseguró que tenía evidencias contra 20 funcionarios, exfuncionarios y sus familiares.

Sin importar el cargo

Aunque los expertos califican como un gesto importante el que buena parte de América continúe reconociendo a Ortega Díaz como la Fiscal General de Venezuela, también consideran que esto no necesariamente tendrá algún efecto en las acciones que pueda llevar adelante desde el exterior.

“Los fiscales nacionales deben actuar en la jurisdicción interna”, apuntó Daniels, quien agregó: “Si ella decidiera acudir a La Haya a denunciar algunos funcionarios por cometer graves crímenes como la tortura de poco valdrá su cargo, pues ese asunto lo analizará la Fiscal de Corte Penal Internacional, quien será la que decida, a partir de los elementos que Ortega Díaz le presente, si hay motivos o no para iniciar algún proceso”.

“Más allá del cargo, aquí lo que importan son los delitos y los elementos que la Fiscal pueda tener para castigarlos, tratados como a la Convención Americana contra la Corrupción o el Estatuto de Roma permiten a los ciudadanos ayudar a la justicia”, remató Ollarves.

Persecución al círculo

Desde que fuera removida el pasado 5 de agosto, Ortega Díaz y su entorno han sido objeto de una persecución por parte de las autoridades. El pasado miércoles Cabello acusó a su esposo, el diputado Germán Ferrer; y a dos fiscales de integrar una supuesta red de extorsión que operaba en la Fiscalía. El señalamiento permitió al fiscal general designado por la Constituyente, Tarek William Saab, pedir la detención de los implicados.

Aunque la atención se centró en el legislador oficialista, los otros acusados (Pedro Lupera y su auxiliar Luis Sánchez) no eran menos importantes, pues ambos eran los que investigaban el caso Odebrecht.

Sánchez fue aprehendido en Caracas el jueves, según reveló Saab. El viernes fue llevado ante la jueza 20 de Control de Caracas, Carol Padilla, quien ordenó su detención preventiva y lo mandó a la sede del Sebin.

Con Lupera aún no han dado y es difícil que lo hagan, pues a principios de mes Ortega Díaz lo envió a Brasil a buscar información sobre Odebrecht y se estima que no volvió al país.

Seis frases explosivas

En un breve comunicado difundido por el sitio de noticias La Patilla, la fiscal dio luces de lo que serán sus próximos pasos:

  • "En mi condición de Fiscal General de Venezuela estaré este miércoles participando en la Reunión de Fiscales y Procuradores del Mercosur a celebrarse en Brasil".

  • "Ratificaré al mundo mi denuncia acerca del rompimiento del hilo constitucional en mi país, Venezuela y la instauración de la dictadura auspiciada desde la fraudulenta e inconstitucional Asamblea Constituyente”.

  • "Los venezolanos hoy son perseguidos, encarcelados por pensar distinto al régimen del dictador Nicolás Maduro y la cúpula corrupta que le rodea”.

  • "Este evento me va permitir mostrar al mundo las pruebas que incriminan a Nicolás Maduro y su entorno en graves hechos de corrupción”.

  • "Le reitero a los venezolanos mi compromiso por alcanzar la paz en Venezuela y el regreso de las libertades hoy conculcadas por la dictadura.”

  • "Le pido a todos que no abandonen a Venezuela”.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar