WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó este lunes una inflación anual para Venezuela de hasta 1.000.000 % en 2018 y comparó la situación del país andino a la que se vivió en Alemania en 1923 o en Zimbabue a finales de 2000.

"Estamos proyectando un aumento de la inflación de 1.000.000 por ciento para finales de 2018 para indicar que la situación en Venezuela es similar la de Alemania en 1923 o la de Zimbabue a fines de 2000", señaló en rueda de prensa el director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en su actualización de las perspectivas económicas regionales.

Te puede interesar

Además, el Fondo explicó que esta hiperinflación, junto con el colapso de la actividad económica y el deterioro creciente de la provisión de bienes públicos, así como la escasez de alimentos, "han dado lugar a grandes flujos de migración" hacia otros países.

El organismo multilateral concluyó en su informe que la economía de Venezuela va a decrecer un 18 % en 2018 y un 5 % en 2019, tres puntos porcentuales más y uno menos de lo calculado en abril.

Werner reconoció que para una economía como la venezolana "es muy difícil proyectar qué va a pasar entre hoy y diciembre", ya que cualquier cambio "puede tener implicaciones muy grandes" dentro de esta previsión.

Sin embargo, también aclaró que a estos niveles de inflación, los impactos de un hipotético error de proyección "van a ser muy marginales".

"La destrucción del sistema de precios como mecanismo de asignación de recursos ya está hecha", sentenció Werner ante los periodistas en la sede del FMI en Washington.

Caída del PIB

El Fondo también corrige al alza la previsión de caída del producto interno bruto venezolano para este año. Del 15 por ciento en la que la cifró en abril pasa ahora a un derrumbe del 18 por ciento, el tercero consecutivo de dos dígitos, "impulsado por un descenso significativo de la producción petrolera y distorsiones generalizadas a nivel micro además de amplios desequilibrios macroeconómicos". El decrecimiento acumulado en los últimos cinco años suma así un 48 por ciento.

Por su parte, datos de la OPEP muestran que la producción petrolera venezolana se desplomó a un nuevo mínimo de 30 años de 1,5 millones de barriles por día en junio, a pesar de que el país tiene las reservas de crudo más grandes del mundo.

La nación sudamericana gana el 96 por ciento de sus ingresos a través de las ventas de petróleo, pero bajo el régimen del gobernante Nicolás Maduro la falta de divisas ha provocado una parálisis económica que ha dejado al país con una grave escasez de alimentos y medicinas.

Crecimiento en América Latina y el Caribe

El colapso de Venezuela está arrastrando el crecimiento en América Latina y el Caribe al 1,6 por ciento este año, cuatro décimas por debajo del pronóstico de mayo. Excluyendo a Venezuela, sin embargo, la región "continúa recuperándose" en medio de un repunte en el consumo, con un crecimiento de 2,3 por ciento este año y 2,8 por ciento en 2019.

Se espera que Argentina, que acaba de firmar un acuerdo de préstamo con el FMI, vea un crecimiento económico lento a 0,4 por ciento este año, en lugar del pronóstico del dos por ciento en mayo.

FUENTE: EFE/dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas