MIAMI – Una de las amenazas latentes que enfrenta el hemisferio occidental en estos tiempos es la presencia en el territorio de la organización de origen libanés Hezbollah y financiada y considerada brazo armado de Irán.

Aunque esta realidad no es nueva, la amenaza se ha intensificado y expertos lo atribuyen en parte al hecho de que bajo la administración del presidente Barack Obama se impidió la ejecución de la operación del proyecto Cassandra para desarticular las redes criminales de esa organización terrorista.

Te puede interesar

El objetivo número uno de Hezbollah es dañar y destruir al estado de Israel y para lograrlo, necesitan afectar en este hemisferio a su principal aliado, Estados Unidos.

Algunos dudan de la presencia de Hezbollah en la región, otros la minimizan, pero la periodista investigadora en temas del crimen organizado Maibort Petit, explica las razones, en parte “se debe a que el grupo terrorista ha promovido una campaña de desinformación con el apoyo de Venezuela desde la época de Hugo Chávez. Una de sus principales estrategias para expandirse y operar es la desinformación y la contrainteligencia”, explica la comunicadora.

“Se creó un laboratorio con la autoría de China, iraníes que son muy buenos en esto y los rusos que trabajan casi en conjunto y crearon una matriz de desinformación para resguardar a actores de Hezbollah en Venezuela, esa campaña de desinformación ha hecho mucho daño porque les ha permitido ir expandiéndose. [En ese sentido] los Estados Unidos y algunos gobiernos de la región prácticamente quedaron neutralizados por un período”, sostiene la experta.

Durante la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, realizada en 2020 en Colombia, el presidente Iván Duque y en ese entonces el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, coincidieron al afirmar que Hezbollah se está expandiendo a la región desde Venezuela.

Entre los asociados del grupo terrorista están las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que operan desde Venezuela. “Se sabe que un sujeto identificado como Cristóbal Grimaldo, alias Jaime, es el enlace entre el ELN y el grupo libanés”, publicó el diario El Tiempo, de Colombia citando una fuente del gobierno, tras la visita de Pompeo a la conferencia.

Hezbollah, que traducido al español significa “partido de Dios”, fue fundada en 1982, es caracterizada por los expertos como una organización político, militar y criminal.

América Latina se ha convertido en un atractivo para Hezbollah no solo por su cercanía a Estados Unidos, también porque en la región tiene un importante centro de financiación.

“Como organización terrorista opera con el objetivo de financiarse, creando redes de narcotráfico, venta de armamento, crimen organizado, entre otros actos delictivos. Actúa principalmente en la triple frontera (Argentina, Brasil y Paraguay)”, revela un estudio de la académica Myriam Esther Campo, de la Universidad de Santo Tomás, Colombia, información con la cual Petit coincide.

La penetración es debido a la permeabilidad en las fronteras. “Al alto grado de corrupción y falta de control por parte de los Estados responsables de estas fronteras”, refiere el estudio.

Petit dijo que Chávez le permitió a Hezbollah “lavar dinero y enviar a través de cuentas del sistema financiero internacional que no estaban vigiladas [en ese momento], y llevar gente [operadores]. A partir del 2007 pasan a otra etapa que es ofrecerle [documentos de] identidad para que puedan movilizarse por el área de la región latinoamericana y también en Europa”.

Objetivos en la región

En Latinoamérica el régimen iraní tiene objetivos políticos, económicos e ideológicos", explicó ante la organización Congreso Judío Latinoamericano (CJL), Ely Kamon, investigador principal del Instituto de Lucha contra el Terrorismo de Israel y miembro asesor del Consejo de Seguridad de la ONU.

Al respecto Petit sostiene que esos objetivos son logrados a través de la infiltración en los centros culturales, en las distintas esferas políticas, en la economía, y hasta en el área social aprovechando la pobreza, comida a cambio de conversión política y religiosa, pese a que en la región predomina el cristianismo.

El investigador Emanuele Ottolenghi, de la Fundación por la Defensa de las Democracias de Estados Unidos, calificó a Hezbollah como una organización sofisticada, con un presupuesto de 1.000 millones de dólares anuales de los cuales 700 son financiados por Irán, revela el portal Enlace Judío.

Ottolenghi dijo que Hezbollah en estos momentos es más fuerte en América Latina que en los 90. En la actualidad cuenta con más “influencia política y contactos”.

Proyecto Cassandra

Para Petit al avance de Hezbollah en el hemisferio contribuyó la política del presidente Barack Obama (2009-2017), tras torpedear el “Proyecto Cassandra”, un operativo de la Agencia de Control de Drogas (DEA) en el que estarían involucradas unas 30 agencias de EEUU y extranjeras, que por ocho años investigó y había logrado identificar las redes del narcotráfico y lavado de dinero de la organización terrorista establecida entre Irán, Venezuela y las FARC, según una investigación publicada por el portal Político en 2017.

Obama detuvo la operación; la decisión fue política. El propósito fue lograr el acuerdo nuclear con Irán, negociaciones que permitieron el “levantamiento” de sanciones económicas a la república islámica, revela la investigación. Ese hecho fue calificado como una oportunidad que Estados Unidos perdió para desarticular las redes del grupo terrorista en Latinoamérica y en Estados Unidos.

“En su determinación de asegurar un acuerdo nuclear con Irán, la administración Obama descarriló una ambiciosa campaña para aplicar la ley contra el tráfico de drogas al grupo terrorista respaldado por Irán, Hezbollah”, publicó Político.

La investigación refiere que, durante ocho años de trabajo, los agentes que trabajaban en una instalación ‘ultrasecreta’ de la DEA en Chantilly, Virginia, utilizaron escuchas telefónicas, operaciones encubiertas e informantes para mapear las redes ilícitas de Hezbollah, con la ayuda de 30 agencias de seguridad estadounidenses y extranjeras.

“Ese proyecto estaba andando y se tenía evidencia, se habían hecho revisión de actores operación y el mismo gobierno de Barak Obama lo mandó a eliminar, desarticularon todos los actores todos los que estaban trabajando (en el proyecto). Cuando llega Trump lo quiso volver a armar, pero el equipo que se había armado en esa época ya estaba separado en otras áreas de trabajo”, acotó Petit.

De acuerdo con la experta, en la actualidad la red se ha ampliado a otros países como Chile, Centroamérica y México.

La organización ha ido modificando sus estrategias de operación.

“Los agentes operativos están en varios países, el primer objetivo en el hemisferio es Estados Unidos. Venezuela es una plataforma operativa importante. Operan en distintos niveles de redes de manera que, si agarran a uno, no al resto, y eso les permite moverse con mayor libertad desde la triple frontera Paraguay, Brasil y Argentina hasta México, los Estados Unidos y Canadá. Venezuela y Cuba son plataformas importantes para ellos. Brasil, Argentina Paraguay y Chile entran en el rango de plaza importante”, subrayó Petit.

Agregó que ha habido algunos esfuerzos para frenar el avance en la región, sin resultados. “Cuando se empezó a trabajar la presencia de Hezbollah en la triple frontera, que es como el centro de lavado de dinero y financiamiento preponderante, los agentes de inteligencia de esos países vieron con preocupación la situación y se planteó la elaboración de políticas de seguridad conjunta, que incluía declarar a Hezbollah como organización criminal, y crear un centro de control para combatir el lavado de dinero, pero no se ejecutó”.

Lo anterior se debe a la infiltración de operadores de Hezbollah en la política, la explicación es que invierten en “lobby” para evitar ser declarados organización criminal.

Las formas de operar es penetrar y crear círculos de influencia en todas las esferas del poder, “utilizan el mecanismo de la infiltración para neutralizar medidas en contra de ellos, conocen la estructura legal, siempre piensa que un criminal va 20 años más adelante del que respeta la ley”, acotó Petit.

Oro

“Las formas de recaudar [fondos por parte de Hezbollah] van del tráfico de armas hasta de personas”, agregó Ottolenghi.

También estarían involucrados en la extracción de oro ilegal de Venezuela, una red de la que forma parte Nicaragua.

Sobre el tema, el coronel en retiro del Ejército de Estados Unidos, Octavio Pérez a DIARIO LAS AMÉRICAS, dijo que el peligro más grande es que Hezbollah está involucrada en la explotación de las minas de oro.

“Y no solo el oro sino otros minerales estratégicos. Esos vuelos que salen de Maiquetía a Damasco y de ahí para otros destinos como Irán tienen que ver con la extracción del oro. Las guerrillas de Hezzbollah, las FARC y el ELN son los que trabajan las minas con personas que han esclavizado que extraen el oro no de manera industrializada sino como en le edad de piedra”, denunció.

Añadió que hay “una coordinación para la explotación de oro entre Hezbollah, la FARC y el ELN y el cártel de Los Soles, eso ha sido detectado por Estados Unidos desde 2009. Lo que ha pasado es que los responsables de esto que son Maduro y Diosdado Cabello se mantienen en Venezuela, no salen del país por temor. Ellos no pasan por países que tengan tratado de extradición con Estados Unidos o la Unión Europea, porque están calificados como traficantes”.

“Están dejando un desastre ecológico pero los liberales ecologistas no dicen nada”, cuestionó Pérez.

Petit sostiene que hay una estructura criminal en Venezuela, consolidada porque opera en completa impunidad.

“Es la mejor estructura criminal que se ha logrado porque tiene un objetivo común, muchos intereses, y no existe la ley para ellos, ahí en el arco minero no hay ley, cada uno hace lo que le da la gana, tienen autorización, el poder para hacerlo primero con Chávez y luego Maduro”.

Jflores@diariolasamericas.com
@FloresJudith7

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.87%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.73%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
23214 votos

Las Más Leídas