Embed

Golpeados por la tragedia del tornado más demoledor en casi ocho décadas, y armados con la inagotable capacidad del cubano de superar circunstancias traumáticas, los vecinos del reparto Santos Suárez, en La Habana, emprenden la difícil tarea de recomponer sus vidas.

Te puede interesar

Miles de residentes en la capital de la isla amanecieron este martes limpiando escombros y tratando de recuperan todo lo recuperable de lo que queda de sus casas, barridas por ráfagas de viento en espiral de más de 300 kilómetros por hora.

El final de la noche del domingo último y la madrugada del lunes sumió en un caos a los vecinos de cinco municipios de la capital cubana que vieron cómo postes de electricidad y de teléfono, y hasta vehículos, eran lanzados contra sus viviendas.

El fenómeno meteorológico deja, hasta este martes, un saldo fatal de cuatro muertos y 195 heridos, y una ciudad literalmente demolida, sobre todo en sus barriadas más humildes y donde los problemas constructivos en las edificaciones han sido preocupación por muchos años.

En Diez de Octubre, uno de los cinco municipios afectados, se encuentra la casa y taller de la modista Kenia Rodríguez, a la que el tornado le arrancó el tejado y puso en peligro la vida de parte de su familia.

cuba-escombros-tornado-la-habana-01292019-efe.jpg
Varios habaneros realizan labores de recuperación entre los escombros de las viviendas afectadas por el tornado más violento del que se tienen registros en las últimas ocho décadas.
Varios habaneros realizan labores de recuperación entre los escombros de las viviendas afectadas por el tornado más violento del que se tienen registros en las últimas ocho décadas.

En declaraciones a EFE, la modista comentó que sintieron terror cuando "se rompieron todos los cristales". Dijo que se había refugiado en un cuarto, de donde la rescató luego su esposo, a ella y sus dos hijos, que encontraron protección debajo de las camas. "Gracias a Dios estamos todos vivos".

Parte de su casa está derruida, los electrodomésticos inservibles y las máquinas de coser parcialmente averiadas, pero Kenia dice que saldrá adelante: "Primero, que la misericordia y la gracia de Dios nos alcance, y luego esperar y confiar".

Con esa voluntad también La Habana emprende el camino sobre los escombros que dejó el tornado más devastador desde que el 26 de diciembre de 1940 un evento similar golpeara el sur de la ciudad y causara 40 muertos y más de 400 fallecidos.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas