JUDITH FLORES

Jflores@diariolasamericas.com

Te puede interesar

@FloresJudith7

MIAMI - Para el líder campesino y expreso político Medardo Mairena, el argumento de “injerencia” empleado por Daniel Ortega para impedir el ingreso a Nicaragua de la comisión de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) para contribuir a la crisis que afecta el país, es absurdo y carece de validez tomando en cuenta- según afirma- que el dictador ha permitido fuerzas mercenarias de Cuba y Venezuela que han disparado contra el pueblo nicaragüense.

La dictadura de Daniel Ortega prohibió el ingreso a Nicaragua de los cinco integrantes de la Comisión de alto nivel diplomático de la OEA, creada recientemente por el Consejo Permanente. La Comisión estaría formada por el jefe de gabinete del Secretario General de la OEA, Gonzalo Koncke y Pablo Sandino, oficial de prensa de la OEA.

La comitiva tiene el mandato de realizar gestiones diplomáticas durante 75 días para procurar una salida a la crisis de Nicaragua. De no haber resultados, se podría convocar a una Asamblea General Extraordinaria para aplicar la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, ante las intransigencias del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Según el régimen de Ortega la medida de la OEA es una injerencia en los asuntos internos de Nicaragua.

“Él [Ortega] dice que es injerencismo (el ingreso de la comisión) ¿Y todos los venezolanos y cubanos que tiene en Nicaragua? -se pregunta el líder campesino. Ellos [cubanos y venezolanos] sí le están haciendo daño a Nicaragua, ellos están disparando a los nicaragüenses, los defensores de derechos humanos no les han disparado a nadie”, afirmó Mairena.

El activista calificó de lamentable la medida de Ortega que a su juicio es producto del miedo a que los organismos de derechos humanos continúen documentado los crímenes que ha cometido contra la población civil.

El régimen ha asesinado a más de 300 personas como parte de la represión, según confirman informes de investigaciones realizadas por los organismos de derechos humanos.

“Ortega una vez más se sigue equivocando y entiendo que él no permite el ingreso de la Comisión porque sabe que ha cometido crímenes de lesa humanidad, sabe que una comisión integrada por personas responsables que van con la intención de buscarle una salida a la crisis sociopolítica que están viviendo los nicaragüenses se van a encontrar con la verdadera realidad, como el régimen esta asesinando a los nicaragüenses y van a comprobar que Ortega ha cometido esos crímenes de lesa humanidad, entonces a eso le teme”.

Ejecuciones selectivas

Mairena fue condenado por la dictadura sandinista a 216 años de prisión, acusado de terrorismo, fue liberado en junio pasado a través de una Ley de Amnistía que solo benefició al régimen, mientras organizaba a paramilitares que operaban en conjunto con la Policía para masacrar a la población ante la vista y complicidad del Ejército.

Desde que fueron liberados, más de 35 campesinos han sido ejecutados, algunos han sido decapitados. “Después de que salimos de la cárcel más de 35 campesinos han sido asesinados de manera selectiva en diferentes partes, pero la mayoría de asesinatos han sido en el norte y en contra de personas que antes estuvieron en la contra en los años 80, o familiares de esas personas”.

Los casi 40 casos de campesinos ejecutados han sido documentados debidamente por el Movimiento Campesino.

Mairena sostiene que el Ejército de Nicaragua se ha plegado a Ortega y ha participado de la represión y de los crímenes en el campo que luego los “disfraza diciendo que eran delincuentes”, una estrategia que viene utilizando desde hace mucho tiempo.

Uno de esos casos a los que se refiere Mairena, es el asesinato de dos menores de edad en el campo, una adolescente de 16 años, y un niño de 12 años, en noviembre de 2017, a manos de militares. El Ejército les acusó de delincuentes. Los cuerpos fueron enterrados en fosa común y pese a la súplica de Elea Valle, la madre de los menores para que le entreguen los restos de sus hijos, el Ejército ha ignorado el clamor de la campesina.

Por esa razón un grupo de expresos de conciencia del Movimiento Campesino han viajado a Estados Unidos para denunciar las violaciones a los derechos humanos que está cometiendo el régimen de Nicaragua, asesinando a los campesinos de manera selectiva solo porque eran opositores al régimen.

“Ortega pretende quedarse en el poder a toda costa, no le importa cuántos más tenga que asesinar, no le importa a cuantos más tenga que torturar o secuestrar, entonces para nosotros es muy importante que los organismos defensores de derechos humanos sepan lo que está haciendo el régimen de Nicaragua” sostuvo.

El líder campesina también aprovecha su viaje al sur de la Florida para reunirse con la comunidad nicaragüense radicada aquí.

“Responsablemente hemos buscado a nuestros hermanos en el exterior que están contribuyendo, pero también hemos traído el mensaje de que no desvirtuemos nuestro origen de lucha como es rescatar la democracia en Nicaragua. Para nosotros la prioridad en este momento es la libertad de nuestros hermanos que están secuestrados por el régimen Ortega-Murillo, la prioridad que podamos lograr los cambio que está demandando el pueblo de Nicaragua, porque Ortega tiene secuestrados los poderes del Estado en Nicaragua y abusa del poder de las fuerzas de las armas porque tiene el ejército y la policía. A eso se atiene, el no goza más que [del respaldo de] el 15 por ciento delos nicaragüenses; el 85 por ciento estamos en contra de lo que está haciendo”.

Elecciones anticipadas

Ortega dijo que no adelantara elecciones, pese a que es una demanda de los nicaragüenses y de la comunidad internacional. Anunció que las elecciones serán hasta en 2021, y según él su partido las va a ganar.

“Él puede decir cualquier cosa porque está acostumbrado a resolverlo a través del dinero y del plomo, y obviamente quiere mantener vivas a sus bases que son pocas las quedan, por eso les dice que van a ganar. Después desembolsó el tema del canal, que no ha descartado el tema del Canal, pero sino consiguió el dinero antes, mucho menos que ahora le den un centavo, es ilógico, y es ilógico que con tanto daño que le ha hecho a Nicaragua vaya a ganar unas elecciones. Obviamente quiere llegar al 2021 con el mismo sistema y volver a imponerse como candidato y robarse nuevamente las elecciones que tiene competencia, pero en la oposición no estamos dispuestos a ir a elecciones con ese sistema corrupto porque sería que nos viera la cara de “pendejos” y no estamos para seguir soportándolo”, expresó el líder de campesino.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario