Decenas de pistoleros que se cree que están ligados al hiperviolento cartel Jalisco Nueva Generación se movilizaron al amanecer del viernes para una compleja emboscada desde varios puntos que pretendía terminar con la vida del jefe de la policía de la Ciudad de México, desencadenando uno de los ataques más descarados desde que los Zetas, igual de violentos, abrieron una senda de terror en todo el país hace casi una década.

Los atacantes emplearon granadas y rifles de francotirador de calibre .50 para atentar contra el vehículo blindado del jefe policial a primera hora del viernes, y mataron a dos de sus guardaespaldas y a una mujer que circulaba por allí. El responsable de la policía Omar García Harfuch, recibió disparos en el hombro, la clavícula y la rodilla, pero se dijo que estaba fuera de peligro.

Te puede interesar

Calificó el ataque de “cobarde” e inculpó al cártel de Jalisco, que tiene una presencia casi nacional en México, desde las playas de arena blanca de Cancún a la Ciudad de México, pasado por los puertos más importantes y las ciudades fronterizas clave controladas tradicionalmente por otros grupos.

Los agentes de policía que acudieron al lugar de la emboscada en el icónico Paseo de la Reforma, en el exclusivo barrio de Las Lomas de la capital, arrestaron a una docena de pistoleros para ser interrogados, dijeron las autoridades de la policía.

Más tarde el viernes, la policía de Ciudad de México detuvo a un presunto jefe de sicarios del cártel, sugiriendo que podría haber sido el autor intelectual del asalto, explicó un agente que no estaba autorizado a ser citado por su nombre.

La policía arrestó a José Armando Briseño, “Vaca”, en la parte este de la ciudad, agregó. Supuestamente, Briseño es el jefe de sicarios del grupo en la ciudad de Tonalá, en Jalisco.

El asalto al jefe de la policía estaba meticulosamente planeado y en él participaron un total de 28 pistoleros contratados tres semanas antes, explicó Ulises Lara, vocero de la Fiscalía de la capital. Se establecieron tres posibles puntos independientes de emboscada en las principales vías de la ciudad, uno de ellos, que no llegó a utilizarse, a una manzana del Monumento a la Independencia.

AP20178520820098.jpg
Policías montan guardia en el lugar donde el secretario de seguridad de Ciudad de México, Omar García Harfuch, fue atacado por hombres armados en la mañana del viernes 26 de junio de 2020.

Policías montan guardia en el lugar donde el secretario de seguridad de Ciudad de México, Omar García Harfuch, fue atacado por hombres armados en la mañana del viernes 26 de junio de 2020.

Los atacantes quedaron divididos en cuatro células distintas y recibieron pasamontañas y armas el jueves en la noche. Entonces, fueron trasladados a los distintos lugares a las 04:00 de la madrugada para esperar a su objetivo. Cuando el convoy de García trató de pasar por la zona, saltaron de un camión y abrieron fuego.

Según Lara, de los sospechosos detenidos por la policía, uno es colombiano y los otros 11 mexicanos, tanto de la capital como de otros cinco estados — Jalisco, Guerrero, Nayarit, Chihuahua y Michoacan.

Fue el segundo ataque de alto perfil este mes, luego del asesinato de un juez federal y su esposa, lo que provocó incómodas comparaciones con la guerra antidroga librada en Colombia en las décadas de 1980 y 1990, cuando los narcotraficantes solían atentar contra jueces y policías.

México atacó y desmanteló el cártel de los Zetas por el asesinato de migrantes, ciudadanos desprevenidos y autoridades entre 2010 y 2013. Pero sigue por ver si el gobierno perseguirá al de Jalisco de ese modo.

“Si después de esto no decides que (Jalisco) son un blanco prioritario, no sé que pasa, algo anda mal con la estrategia" del gobierno, dijo a la AP Alejandro Hope, analista de seguridad y exmiembro de la agencia mexicana de inteligencia.

Con los Zetas, México empleó unidades militares de élite y trabajó en estrecha colaboración con Estados Unidos. Pero ahora, con los recortes presupuestarios y la política del presidente, Andrés Manuel López Obrador, de no enfrentar directamente a los cárteles, no está claro si el gobierno tiene la voluntad o la capacidad de combatir al grupo, especialmente en plena pandemia del coronavirus.

“Este tipo de ataque no es normal, cruzaron la raya. Debe leerse como un hecho excepcional”, agregó Hope, “Van dos actos muy graves en dos semanas".

El secretario federal de Seguridad de México, Alfonso Durazo, dijo que al parecer la agencia de inteligencia del país tenía información de que Jalisco Nueva Generación estaba planeando un ataque, pero no ofreció más detalles.

No estaba claro si el ataque estuvo relacionado con las recientes operaciones contra bandas afiliadas a Jalisco en la Ciudad de México o al trabajo previo del jefe policial en investigaciones federales.

El secretario de Seguridad de la capital, de 37 años, ha tenido varias posiciones en áreas de seguridad tanto en la ciudad como en el gobierno federal. En 2015 fue jefe de la División de Investigación de la Policía Federal y entre 2016 y 2019 se desempeñó como el jefe de la Agencia Criminal de la actual Fiscalía General, cuya misión es cumplir con las investigaciones y órdenes de arresto de líderes criminales y miembros de sus estructuras. Antes de su actual cargo, fungió durante unos meses como coordinador de inteligencia de la alcaldesa de la ciudad.

Según la fiscalía de Estados Unidos, Jalisco intentó comprar comprar armamento pesado en el país, como ametralladoras M-60. El poder del cártel es tal que hace algunos años, durante un enfrentamiento con las autoridades, incluso derribó un helicóptero militar mexicano con un lanzagranadas. En octubre, sicarios del grupo emboscaron y mataron a 14 policías estatales en Michoacan.

El ataque del viernes se produjo a dos semanas de la aparición de rumores sobre la captura o asesinato del líder de Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera Cervantes, más conocido como “El Mencho”, algo que las autoridades negaron más tarde. Oseguera es el fugitivo más buscado por la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos, que ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por su cabeza.

En marzo, autoridades estadounidenses arrestaron a cientos de operativos del cártel en redadas en todo el país. Se cree que Jalisco controla entre uno y dos tercios del mercado de la droga en Estados Unidos.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas