El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha retado este viernes al líder opositor Carlos Mesa a entregar a la Organización de Estados Americanos (OEA), que está realizando un recuento de votos, las pruebas del fraude que, según este último, cometió el Gobierno para garantizarse la reelección el 20 de octubre.

"Ahora, que presenten sus pruebas de fraude ante la OEA", ha dicho el líder indígena en un acto público celebrado en Cochabamba, según informa el diario boliviano El Deber.

Te puede interesar

En la misma línea se ha expresado su ministro de Exteriores, Diego Pary. "Si es que consideran que hay un fraude, como ellos denuncian, ¿por qué no lo presentan ahora a la OEA?", ha planteado en una entrevista concedida a Bolivisión.

En un paso más, Pary ha instado directamente a Mesa a acudir a la Justicia. "Si bien hay denuncias que se han presentado por los diferentes medios de comunicación respecto a las elecciones, es prudente que el candidato perdedor demuestre ante las instancias que legalmente corresponde", ha indicado.

Además, ha insistido en el llamamiento del Gobierno a frenar la violencia. "Nosotros rechazamos el enfrentamiento entre bolivianos, rechazamos actos que atenten contra la integridad y la vida de las personas, sean del sector de la oposición o del Gobierno", ha declarado.

Morales ha confesado que está "preocupado" por las persistentes protestas contra su victoria electoral, que ha atribuido a "grupos de ricachones" que pagan a "vándalos" para "desconocer el voto de los más humildes".

"Preocupa que algunos grupos que perdieron las elecciones quieren desconocer el triunfo del pueblo boliviano (...) Quieren hacer un golpe de Estado para que vuelvan las políticas del Fondo Monetario Internacional", ha alertado.

Crisis electoral

La crisis se desató la noche del 20 de octubre por la repentina suspensión de la transmisión de los resultados de las elecciones presidenciales celebradas ese día justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

El final del escrutinio ha adjudicado la victoria en primera vuelta a Morales, pero Mesa cree que los resultados oficiales son fruto de un "fraude gigantesco". En un primer momento reclamó una segunda vuelta, pero ahora pide directamente la anulación y repetición de las elecciones presidenciales.

En estos días, ambos bandos han llamado a la movilización de sus simpatizantes, lo cual ha derivado en enfrentamientos en las calles y quema de tribunales electorales. Esta semana, dos personas han muerto por la violencia en Santa Cruz, bastión opositor.

En este contexto, Morales ha accedido a que la OEA lleve a cabo una auditoría electoral que comenzó el jueves y cuyos resultados --de carácter vinculante-- se conocerán en doce días, pero Mesa la ha rechazado porque considera que es un acuerdo "unilateral" del Gobierno con la OEA que no ha tenido en cuenta a la oposición.

Morales pidió el jueves a manifestantes de ambos bandos que cesaran las protestas para facilitar la auditoría. Los Comités Cívicos, vinculados a la oposición, se han negado, si bien los bloqueos se han reducido en La Paz.

FUENTE: EUROPA PRESS

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario