Embed

MIAMI.- Con una calurosa bienvenida en la terminal J del Aeropuerto Internacional de Miami, los nicaragüenses del sur de la Florida saludaron al monseñor Silvio Báez a su llegada a la ciudad. Representantes de la diáspora nicaragüense entonaron el himno de su país, entre vítores y abrazos que el obispo recibió con cariño.

Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, estará varios días en la ciudad antes de viajar a El Vaticano, a pedido del papa Francisco.

Te puede interesar

En declaraciones a los medios de prensa dijo que estar en El Vaticano le permitirá ser una voz más activa del sentir del pueblo nicaragüense y de la oposición ante los crímenes del régimen de Daniel Ortega y de Rosario Murillo.

“Estoy siempre disponible para lo que el Señor y la Iglesia me pidan, pero llevo en mi corazón al pueblo de Nicaragua con la esperanza de que nuestro país pueda ser libre muy pronto. El Santo Padre me ha pedido que salga del país y que vaya a Roma; la decisión la tiene él, ya veremos allá qué me pide y en qué puedo colaborar”, aseveró.

“Es muy duro dejar la patria en la situación en que está pero los nicaragüenses que viven aquí saben lo que es llevar a Nicaragua en el corazón. Lo he aceptado como designio de Dios en mi vida. Lo importante es no perder la esperanza de que todo va a ser mejor”, afirmó.

Preguntado sobre qué le diría a Daniel Ortega, señaló: “lo que he dicho durante 10 años. Nicaragua es de todos los nicaragüenses y no hay derecho de secuestrar a un país, y que por males que haga una persona siempre tiene la oportunidad de cambiar de vida y de convertirse”.

Asimismo, sobre su regreso al país dijo que “a Nicaragua volveré cuando sea posible, cuando, en comunión con el Papa, veamos el momento oportuno. Por ahora llevo a Nicaragua en mi corazón”.

Aprovechó la oportunidad para enviarle un saludo al exilio nicaragüense, con el que compartirá durante varios días antes de seguir camino a Roma. “A los nicas aquí en Miami, un abrazo grande y me va a dar mucha alegría encontrarlos en estos días”.

Roger Castaño, presidente de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH) de Nicaragua en Miami, estuvo en el aeropuerto para recibir a Báez, y señaló a DIARIO LAS AMÉRICAS que “como nicaragüense y defensor de los derechos humanos, toda Nicaragua lamenta la partida de nuestro obispo monseñor Silvio Báez”.

“Él ha sido un defensor firme de los derechos humanos del pueblo nicaragüense. Ha venido denunciando desde hace mucho tiempo, y desde el año pasado, que comenzó la escalada de violencia por parte de a dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, todos los atropellos y las violaciones. Por eso nos sentimos tristes porque abandona Nicaragua, pero a la vez tenemos mucha esperanza porque va a estar al lado del Papa y va a estarle informando de primera mano todo lo que está pasando”, dijo Castaño.

Por su parte, Manuel Abaunza, exdiplomático y director secretario de la CPDH y que también compartió con la diáspora nicaragüense en el recibimiento del obispo, dijo que este pedido del Papa, en su criterio, responde a dos estrategias: por un lado, es una acción para proteger su vida ante continuas amenazas por el régimen, y por otro, es una oportunidad para comunicar al Vaticano de una manera más objetiva la realidad que vive el pueblo nicaragüense.

“Será un apoyo más directo al oído del Papa a través de la voz de monseñor Báez. Si bien es cierto que el nuncio es el embajador del Papa, al fin y al cabo su función es diplomática, tiene compromisos que lo limitan hasta cierto punto”, afirmó Abaunza.

“Esta lucha no es solamente física, contra una malvada dictadura, sino una lucha del bien contra el mal. Hay que tomar en cuenta que está insertado el mal en Nicaragua. En su fragilidad tiene un espíritu que es un roble, y a pesar de todo a lo que ha estado expuesto y de todas las amenazas, no solamente no lo lograron doblegar sino que salió airoso, fortalecido”, agregó.

En este sentido, recordó que este martes, al salir de Managua, “fue ofendido por una mujer en el aeropuerto, una de las agentes del sandinismo; pero cada una de esas cosas enaltecen su figura”.

Báez se ha convertido en un líder de mucha influencia dentro de la oposición nicaragüense por su valerosa participación en manifestaciones donde incluso ha puesto su vida en riesgo para defender a quienes salen a las calles a exigir sus derechos. El gobernante Daniel Ortega lo ha llamado “golpista” por ser parte de quienes abogan por un diálogo como solución a los conflictos entre el régimen y la oposición.

El país está sumido en una crisis sociopolítica que ya se ha cobrado cientos de muertes y ha abocado al exilio a miles de nicaragüenses, muchos de los que se encuentran en el sur de la Florida, con una fuerte participación en el acontecer de esta nación.

Este domingo 28 de abril se espera que monseñor Báez oficie una misa a la 1 p.m. en la Iglesia Santa Agatha, ubicada en 1111 SW 107th Ave, Miami, FL 33174.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas