Embed

MADRID.- España, Francia, Lituania‬, Letonia, Holanda, República Checa, Reino Unido, Alemania, Suecia, Austria, Portugal y Dinamarca reconocieron este lunes al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como mandatario hasta la convocatoria de elecciones, lo que Rusia calificó de injerencia "directa e indirecta" en los asuntos venezolanos.

La cascada de reconocimientos dentro de la Unión Europea (UE) se produce tras cumplirse el ultimátum de 8 días que Madrid, París y Berlín dieron a Nicolás Maduro para convocar elecciones libres y democráticas.

Te puede interesar

La fórmula y el formato elegidos por cada Gobierno han sido variados: presidente "encargado", "interino" o "constitucional interino", con anuncios en sede oficial, a través de los medios de comunicación o las redes sociales.

España fue el primer país en hacerlo oficialmente, con el anuncio de su jefe de Gobierno, Pedro Sánchez, de que reconocía a Guaidó como "presidente encargado" de Venezuela durante una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, la sede del Ejecutivo.

Sánchez aseguró que ese reconocimiento tiene un "horizonte claro" y es convocar "en el mejor plazo posible" unas elecciones "libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones".

También reveló su intención de promover en el seno de la UE y la ONU un plan de ayuda humanitaria para paliar urgentemente la grave situación que atraviesa Venezuela.

"Venezuela tiene que ser dueña de su propio destino", afirmó, al tiempo que insistió en que España impulsará y apoyará el Grupo de Contacto internacional que se creó en la UE el pasado jueves a instancias de Madrid para acompañar a Venezuela en el proceso.

El presidente francés, Emmanuel Macron, también anunció el reconocimiento de su país a Guaidó, como "presidente encargado" de Venezuela, con la misión de "implementar un proceso electoral", aunque él decidió hacerlo en Twitter.

"Los venezolanos tienen el derecho de expresarse libremente y democráticamente. Francia reconoce a @jguaido (Guaidó) como 'presidente encargado' para implementar un proceso electoral", tuiteó en un mensaje en francés y español, además de mostrar su apoyo al Grupo de Contacto, creado con la UE, "en este período de transición".

Desde Tokio, donde se encuentra de visita, la canciller alemana, Angela Merkel, expresó el reconocimiento de su país a Guaidó como "presidente interino legítimo" y confió en que inicie un proceso electoral "lo antes posible".

"Guaidó es la persona con quien estamos hablando, y quien esperamos que inicie un proceso electoral lo antes posible", afirmó Merkel en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro nipón, Shinzo Abe.

El reconocimiento británico de Guaidó como "presidente constitucional interino" llegó en un mensaje de Twitter del ministro de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, tras constatar que Maduro "no ha convocado elecciones en el plazo de ocho días que establecimos".

Por su parte, el Gobierno sueco reconoció a Guaidó como "legítimo presidente interino" y abogó por una solución política y pacífica en unas declaraciones de la ministra de Exteriores, Margot Wallström, a la televisión pública SVT.

El canciller federal de Austria, el democristiano Sebastian Kurz, eligió Twitter y el idioma español para anunciar: "consideramos desde este momento el Presidente @jguaido como Presidente interino legítimo de conformidad con la Constitución venezolana".

También Portugal reconoció a Guaidó, como "presidente encargado" para convocar "elecciones libres y justas", a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, que emitió un comunicado, mientras que el jefe de la diplomacia danesa, Anders Samuelsen, utilizó las redes sociales para el reconocimiento y anunció que la UE prepara una "declaración importante" sobre la situación en Venezuela.

Los reconocimientos y el ultimátum de la UE fueron criticados con dureza por Rusia, uno de los mayores aliados de Maduro.

"Los intentos de imponer una solución o legitimar el intento de usurpar el poder son, en nuestra opinión, una interferencia directa e indirecta en los asuntos de Venezuela" y "no favorecen de ninguna forma un arreglo pacífico, eficaz y viable de la crisis", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Presidente de Italia pide pronunciarse mientras Gobierno guarda silencio

En Italia, las diferencias entre el jefe del Estado, Sergio Mattarella, y el Gobierno que lidera el ultraderechista Matteo Salvini, han quedado patentes también en la crisis de Venezuela.

Mientras el presidente pidió una postura oficial porque no puede haber dudas entre la "democracia" y la "fuerza", el Gobierno de coalición sigue sin adoptarla, aparentemente por las divisiones en el propio seno del Ejecutivo.

"No puede haber incertidumbre ni dudas: la elección es entre la voluntad popular y deseo de auténtica democracia, por un lado, y por otro la violencia de la fuerza", afirmó el jefe del Estado en declaraciones al inaugurar un centro de refugiados en Roma.

Agregó que se trata de una situación "que requiere de sentido de la responsabilidad y claridad en una línea compartida con todos nuestros aliados y nuestros socios de la UE".

Para Mattarella, la situación en Venezuela es relevante incluso para Italia, por los estrechos lazos entre los dos países "por tantos italianos que viven en Venezuela y tantos venezolanos de origen italiano".

Las palabras de Mattarella se producen mientras el Gobierno de coalición formado por la ultraderechista Liga de Matteo Salvini y el antisistema Movimiento Cinco Estrellas de Luigi di Maio siguen sin adoptar una posición oficial respecto al régimen de Nicolás Maduro, en medio de aparentes divisiones entre los socios.

Los eurodiputados italianos de la Liga y el M5E se abstuvieron en la votación del Parlamento Europeo que la semana pasada reconoció a Juan Guaidó como presidente.

Y Di Maio, uno de los vicepresidentes del Gobierno, ha defendido claramente la negativa de su Gobierno a reconocer a Guaidó como presidente de Venezuela porque "no ha sido elegido por el pueblo".

"El cambio lo deciden los ciudadanos venezolanos. Nosotros estamos de la parte de la democracia y por tanto tenemos que crear todos los presupuestos para favorecer nuevas elecciones", señaló Di Maio al comentar esa votación del Parlamento Europeo.

Di Maio explicó que su Gobierno tampoco reconoce a Maduro y que lo único que apoya son "elecciones democráticas que establezcan quien guía Venezuela".

El líder del antisistema M5S argumentó que en el pasado se han cometido errores con las "intervenciones de los Estados occidentales en otros Estados" y que el mayor interés es" evitar una guerra en Venezuela". añadió.

También el primer ministro, Giuseppe Conte, habló la semana pasada y advirtió a la comunidad internacional que "no es prudente" apoyar a una de las partes enfrentadas en la crisis de Venezuela.

"Cuando hay una crisis de este tipo no consideramos oportuno precipitarse a reconocer investiduras que en cualquier caso no han pasado por un proceso electoral", señaló Conte, para quien esta postura "no quiere decir absolutamente" que Italia apoye al dictador venezolano, Nicolás Maduro.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas