ESPECIAL
@FloresJudith7

MIAMI.- El régimen de Daniel Ortega, ha puesto precio a la cabeza de Joao Maldonado, uno de quienes lideró los tranques durante las protestas antigubernamentales en Nicaragua. Por esa razón, hoy Maldonado es uno de los miles de jóvenes nicaragüenses exiliados en Costa Rica.

Su padre, el mayor en retiro del ejército de Nicaragua, Tomás Maldonado Pérez, no corrió con la misma suerte, es uno de los 600 presos políticos del régimen de Ortega, por rehusar integrarse a los grupos paramilitares que reprimen a la población.

Te puede interesar

Maldonado es conocido con el seudónimo M50; hasta antes de las protestas era un destacado deportista, medallista panamericano de lucha sambo, presidente de la Federación Nacional de Lucha Sambo, cinturón negro en Judo, oficial de la Federación Internacional de Judo, y campeón de varios torneos nacionales e internacionales en los que obtuvo medallas de oro.

Maldonado, sobreviviente de las masacres perpetradas por paramilitares, estuvo al frente de las protestas antigubernamentales en algunas zonas en Managua y Carazo (ubicado en la zona central de la región del pacífico, al sur de la capital). Este último departamento arrinconó al régimen debido a la paralización del tráfico internacional.

Fuerzas del Gobierno respondieron con una brutal represión para “limpiar los tranques”, con un saldo superior a los 26 muertos, más de 90 heridos, más de 100 desaparecidos, y la localización de cuatro fosas comunes, en las localidades Jinotepe, la Conquista, Dolores y Diriamba.

“El gobierno genocida empezó a tratar de desarticular los tranques desde el 12 de junio, hubo ataques paulatinos, pero tambien resistencia y no pudieron desarticular los tranques, el régimen recurrió a los sicarios cubanos y venezolanos que entraron el 8 de julio a cometer atrocidades contra un pueblo desarmado porque se paralizó la (carretera)Panamericana y la frontera de Nicaragua con Costa Rica, debido a la paralización del tráfico. Tenían que desarticular Carazo para poder llegar hasta Masaya”, relató Maldonado.

“Las familias en la desesperación buscaban a sus seres queridos y encontraron fosas comunes. No le hemos dado continuidad al caso porque tuvimos que salir al exilio debido a la persecución”, sostiene.

Los organismos de derechos humanos han documentado centenares de desapariciones de nicaragüenses que participaban en las protestas. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han calificado los actos de represión como crímenes de lesa humanidad.

Torturas contra su padre

Maldonado relató que desde hace ocho meses sabe muy poco sobre su padre Tomás Maldonado Pérez, de 63 años.

“Tiene ocho meses de estar secuestrado, estuvo 22 días desaparecido donde le estaban torturando, es una persona mayor de 60 años, que no se mete en nada. Luego apareció en El Chipote (las mazmorras donde torturan a los opositores), y ahí lo siguieron torturando física y psicológicamente, le decían que ya me habían capturado, que estaba muerto, como padre es algo duro que [a uno] le estén diciendo eso”, afirmó.

El exmilitar fue secretario político del Frente Sandinista hasta 2007, el año que Ortega retornó al poder. Abandonó la política tras convertirse al protestantismo, antes de ser apresado fungía como reverendo en la iglesia “Jesus es el Señor”, en la localidad de Jinotepe, una de las más afectadas por la represión. Hoy está acusado de terrorismo y ha sido torturado brutalmente.

Joao manifestó que el delito de su padre fue acudir a orar en los tranques para que Dios protegiera a la juventud que luchaba por el restablecimiento de la democracia en Nicaragua.

“Mi papá llegaba a orar a los tranques y como tuvo una trayectoria militar y política, lo acusan injustamente de que estaba organizando las protestas”, afirmó.

Persecución de paramilitares

El régimen de Ortega no ha cesado la persecución de los liderazgos autoconvocados en los tranques. Ha enviado paramilitares que han incursionado en Costa Rica. El diario nicaragüense La Prensa, publicó recientemente un reportaje que revela testimonios de cuatro nicaragüenses que han logrado huir de paramilitares en Costa Rica.

Recientemente, uno de los autoconvocados exiliados en Costa Rica, amigo de Maldonado, fue secuestrado por paramilitares nicaragüenses que operan en suelo tico, lo golpearon y posteriormente lo liberaron con un mensaje para Maldonado. “Me mandaron a decir que viene por mí y que voy a caer”.

Denuncia a activista

Maldonado aseguró que ha sido denunciado en dos ocasiones por el secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Alvaro Leiva, ante los organismos de seguridad de Costa Rica. De acuerdo con Maldonado, el objetivo del activista es que lo deporten a Nicaragua, lo cual, de suceder, representaría un grave peligro para su vida.

En su denuncia, Maldonado sostiene que personas vinculadas a Leiva le han alertado de las intenciones del activista. En una ocasión, ya fue detenido por la Seguridad Publica.

“En agosto de 2018, la Seguridad Nacional me arrestó cuando salía de una reunión con líderes nicaragüenses en el exilio, por una denuncia que había hecho el señor Leiva en mi contra. Cuando se logró comprobar que no tengo antecedentes criminales, me dejaron libre”, subrayó Maldonado.

Añadió que recientemente fue alertado de las presuntas intenciones del activista Leiva.

“Son personas que ven las injusticias que hace este señor y no solo lo ha hecho contra mí, he sabido que lo ha hecho contra otras personas, y siendo un activista de derechos humanos, no debería afectar a los exiliados, más bien parece un funcionario del régimen-opinó. Lo bueno sería que lo investiguen a él”.

Maldonado asegura que la deportación a Nicaragua, lo afectaría porque caería en manos del régimen.

Maldonado, es coordinador del Frente Ciudadana de Unidad Nacional (FCUN), organización que ha logrado articular y apoyar a más de 600 personas en campamentos de refugiados en Costa Rica con la ayuda de nicaragüenses, eso al parecer, de acuerdo a Maldonado, “le ha molestado al señor Leiva. El único objetivo es la ayuda humanitaria y de manera personal ha estado afectando a nuestra organización y a mi persona tratando de que haya una investigación de parte de la OIJ (Organismo de Investigación Judicial) y Seguridad Pública Nacional de Costa Rica en contra mi persona. Han alegado que nosotros estamos violando la Constitución en Costa Rica, al estar preparando acciones bélicas en contra del régimen de Daniel Ortega, y eso es totalmente falso”, afirmó Maldonado.

Respuesta del activista

Al ser consultado sobre la denuncia Maldonado, Álvaro Leiva, secretario de la ANPDH, dijo sentirse sorprendido y negó los señalamientos que hace el líder opositor al régimen e Ortega en su contra.

Asimismo negó haber participado en la detención de Maldonado en agosto pasado y conocer del hecho. “Yo no tengo incidencia en la labor que realiza las autoridades en Costa Rica”, sostuvo.

Al mismo tiempo, aseguró que ayudó a Maldonado a ingresar a Costa Rica para salvar su vida de la persecución del régimen de Ortega, algo que Maldonado negó. La organización que dirige Leiva, monitorea la crisis en Nicaragua desde Costa Rica.

Leiva es uno de los firmantes del informe que dos organismos de derechos humanos nicaragüenses presentaron sobre la situación del primer preso político del régimen de Daniel Ortega, Santos Sebastian Flores Castillo, que desde el 2013, permanece en las cárceles por haber denunciado a Daniel Ortega, de abusar sexualmente y violar a su hermana menor Elvia Junieth Flores Castillo, cuando la presunta víctima tenía 15 años.

Según ese informe, Santos Sebastian, permanecía en buenas condiciones, con acceso a televisión, abanico (ventilador) eléctrico, agua purificada, y en un año había asistido a 33 visitas médicas.

El informe fue refutado por la familia del reo, cuyo caso está documentado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), la Comisión contra la Tortura, y ha sido expuesto en la CIDH.

Recientemente Leiva, dijo durante un foro en Miami, que el caso de Santos Sebastian, es un caso común y no por motivos políticos.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas