@puzkas

¿Por qué no hay gasolina en Venezuela si el país tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo?.

Te puede interesar

La gasolina (junta a la energía eléctrica) es uno de los pocos productos que siguen siendo baratos o incluso “regalados” por el régimen de Nicolás Maduro a los venezolanos.

Mientras con un dólar en Uruguay se compran 0,65 litros de gasolina, en Argentina 1,14 litros y en Colombia hasta 1,38 litros, en Venezuela se pueden adquirir con un dólar 554 millones de litros, suficientes para llenar 222 piscinas olímpicas.

No obstante, el precio del combustible es sola una de las razones para explicar el desabastecimiento. Las causas que originan este colapso se pueden agrupar en cuatro grandes categorías: La caída en la producción de petróleo, la falta de inversión y mantenimiento y el subsidio al combustible. A estos problemas estructurales se une el impacto de la sanciones impuestas desde enero por el gobierno de EEUU.

Según los datos oficiales de Petróleos de Venezuela (PDVSA) para atender la demanda nacional de combustible se necesitan 325 mil barriles por día (bd) de petróleo.

Según los datos aportados por los sindicatos de trabajadores petroleros las refinerías de El Palito, Amuay y Punta Cardón están operando a menos de 20% de su capacidad de procesamiento de crudo, lo que provoca que apenas se están suministrando 100 mil barriles diarios para el consumo interno.

Producción en el mínimo histórico

En el año 2008 Venezuela logró producir (en promedio) 3,28 millones de barriles de petróleo diarios. 11 años después las fuentes secundarias citadas por la OPEP fijan la producción venezolana en apenas 732 mil bd de petróleo.

La pérdida de 2,5 millones de bd de petróleo afecta no solo la operatividad de la empresa, sino su capacidad de poder satisfacer la demanda interna de combustible.

Según el economista y experto en materia petrolera Rafael Quiroz de los 1.800 estaciones de servicio que existen en el país al menos 255 han debido cerrar en las últimas semanas por la escasez de combustible.

Por otra parte la poca producción diaria de petróleo se está destinando exclusivamente a la búsqueda de flujo de caja intentando sortear las sanciones impuestas por el gobierno de EEUU y a cumplir con convenios políticos como el suministro de crudo a Cuba.

Por otra parte, aunque en agosto de 2018 Nicolás Maduro anunció que se ajustaría el precio del combustible “a los costos internacionales”, en este momento el precio se mantiene subsidiado.

Según las estimaciones del economista Hermes Pérez para el año 2016 este subsidio equivalía a USD 5.725 millones.

Sin diluyentes

El 28 de enero la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Ofac, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ordenó restringir las operaciones que las empresas norteamericanas pueden realizar con Pdvsa.

Esta decisión no solo afecta los ingresos en divisas que puede obtener la empresa, también prohíbe la venta de gasolina y derivados del petróleo por parte de EEUU.

Básicamente para procesar el crudo extrapesado que se extrae de la Faja Petrolífera del Orinoco PDVSA requiere hasta siete diferentes productos que se importan principalmente de EEUU.

Según Quiroz en este momento Pdvsa confrontan serios inconvenientes para adquirir en el mercado internacional alquilatos y MTBE (metil terbutir eter) dos de los siete componentes fundamentales para poder procesar la gasolina.

Estos diluyentes son exportados principalmente por EEUU. Aunque estos componentes también pueden comprarse en Alemania, Brasil, Canadá, Francia, Italia, México y Reino Unido el régimen de Nicolás Maduro no ha logrado suplir la ausencia de diluyentes.

Quiroz sostiene que el incremento en la escasez se debe básicamente a que PDVSA no ha logrado solventar el problema de los 43 mil bd de componentes para refinar la gasolina que importaba desde los EEUU, a pesar que ha logrado importar hasta 25 mil bd de diluyentes desde Argelia no encuentra socios en el mercado internacional que puedan venderle alquilato y MTBE (metil terbutir eter).

Para el economista y diputado José Guerra la falta de combustible es consecuencia de que las siete plantas refinadoras del país están trabajando por debajo de su capacidad operativa instalada debido a la dramática disminución en la producción de crudo.

Según Guerra PDVSA tiene capacidad de refinar diariamente más de 1 millón de barriles de petróleo, aunque actualmente solo se refina una cifra cercana a los 100 mil db.

Por otra parte, Rafael Ramírez, ex ministro de Energía y presidente de PDVSA durante los gobiernos de Hugo Chávez y los dos primeros años en el poder de MAduro aseguró que la escasez de gasolina es la consecuencia de la merma en la producción petrolera.

“No hay producción de petróleo, tampoco de gasolina. Nicolás Maduro destrozó Pdvsa”, explicó Ramírez a a través de su cuenta en Twitter.

El ex presidente de PDVSA, que se encuentra residenciado en Italia sostuvo que Maduro “ha sometido a los trabajadores de la estatal petrolera a encarcelamientos y asedios, dejándolo sin capacidad de atender las necesidades de los venezolanos (...) Nunca antes habíamos tenido una situación de caos como ahora de escasez de combustibles”.

La escasez se va a agravar

Los datos de Quiroz sugieren que la capacidad instalada de refinación en el territorio nacional es de 1,3 millones de bd y solo se están refinando 260 mil bd (20%). Para Quiroz “si no reponemos inventarios de inmediato corremos el riesgo de quedarnos sin combustible para el mercado interno”.

Para el experto petrolero mejorar el suministro de combustible pasa porque PDVSA logre solucionar en dónde va a comprar 39 mil bd de componentes que antes de las sanciones suministraba EEUU y adicionalmente logre reactivar (entre otras) la Refinería de Punta Cardón (CRP) que antes de su paralización producía 60 mil bd de gasolina (20% de su capacidad instalada).

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario