MIAMI.- En el campamento Matecumbe, primer lugar al que llegaron miles de niños cubanos enviados por sus padres hace seis décadas en la Operación Pedro Pan, el congresista federal Carlos Giménez anunció este martes en Miami-Dade la Ley de Combate al Comunismo, iniciativa que crearía una “posición de representante especial dentro del Departamento de Estado para reformar la política extranjera de EEUU” frente a esa ideología.

La propuesta, que cuenta con el respaldo de los legisladores republicanos por Florida María Elvira Salazar y Mario Díaz-Balart, y por Nueva York Nicole Malliotakis, de madre cubana y padre griego, se presentó como un “puente importante entre el Gobierno americano y aquellos que están luchando para la libertad y la democracia dentro de los países comunistas”.

Te puede interesar

Según el proyecto de ley, el “representante especial” trabajaría para “ayudar y sostener protestas prodemocráticas, avanzando las causas prolibertad, como restaurar internet dentro de la isla de Cuba, y ayudando a fortalecer las estructuras democráticas en el mundo”.

Giménez explicó que la proposición consta de cinco ejes básicos, que son apoyar a las personas que se están manifestando en contra de las dictaduras y gobiernos opresivos, trabajar con organizaciones no gubernamentales y grupos internacionales para apoyar a la sociedad civil y conectar el Gobierno federal con los grupos opositores, especialmente en países como Cuba, Venezuela e Irán, entre otros.

Asimismo, se pretende promover la causa de la libertad y la democracia dentro de organizaciones internacionales como las Naciones Unidas y las Organización de Estados Americanos, y que el “representante especial” sirva como asesor político a la Casa Blanca en todos los asuntos relacionados con el comunismo.

“Mientras las fuerzas comunistas se intensifican en el mundo, ahora es el momento para que los Estados Unidos reafirme su compromiso para combatir el comunismo”, dijo Giménez.

Embed

Añadió el legislador y exalcalde de Miami-Dade que “siendo (EEUU) el líder del mundo libre, tenemos que continuar nuestro apoyo a la libertad, la democracia y la paz, dándole los recursos a nuestra política extranjera para combatir el comunismo”, lo que —anotó— “sería darle una seña importante al mundo de que jamás aceptaremos los gobiernos opresivos que violen los derechos humanos”.

Al acto de presentación de la iniciativa asistieron los activistas Rosa María Payá y Jorge Luis García Pérez ‘Antúnez’, de Cuba; Ernesto Ackerman, Venezuela; Sophia Lacayo, Nicaragua, y Fabio Andrade, Colombia.

La congresista Salazar, quien ha sido una fuerte contradictora de los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, afirmó que tener “un representante especial contra el comunismo es como tener un ‘perro guardián’ dentro del Departamento de Estado para ayudar a frenar el avance de esa ideología en decadencia”.

Por su parte, la legisladora Malliotakis apuntilló que “mi madre huyó del régimen de Castro en 1959. Por eso, Carlos [Giménez] y yo estamos muy dedicados a preservar el sueño americano para las generaciones futuras y también a preservar nuestras libertades y libertades que tanto apreciamos en este país”.

Y sentenció: “Hemos visto lo que le está pasando a Venezuela y cómo el comunismo se está extendiendo en Bolivia, Chile y Nicaragua. Incluso aquí en casa, vemos algunos sentimientos de comunismo”.

Para ‘Antúnez’, disidente que estuvo en prisión 17 años en Cuba, sostuvo que la propuesta “es un claro mensaje al presidio político cubano, venezolano y nicaragüense de que no están solos y que tienen dolientes en países como Estados Unidos”.

En opinión de Payá, coordinadora del Proyecto Cuba Decide e hija del fallecido activista Oswaldo Payá, es "muy importante" que se haya escogido el Campamento Matecumbe como sitio para el lanzamiento del proyecto de ley.

El campamento situado en suroeste del condado Miami-Dade jugó un papel relevante en la Operación Pedro Pan, programa de la Arquidiócesis de Miami que trajo a más de 14.000 niños cubanos entre 1960 y 1962, cuando el comunismo asumió el poder en Cuba.

“Sesenta y dos años después [de que Fidel Castro implantó un régimen en Cuba], necesitamos salvar a toda la región del comunismo”, sumó Payá.

Lacayo, entretanto, señalo que “esta iniciativa es muy importante para Nicaragua” porque —dijo— “todos sabemos lo que está haciendo el dictador Daniel Ortega en nuestro país, en donde ha habido más de 500 asesinatos, 2.000 personas desaparecidas en fosas comunes y más de 170 presos políticos”.

Giménez dijo que no espera el respaldo de la bancada demócrata en la Cámara para impulsar la proposición en esta legislatura, pero acotó que “estamos sentando las bases para darle un mayor empuje el próximo año”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.78%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
13041 votos

Las Más Leídas