CARACAS.- Melvin Gregorio Farías Gutiérrez (21) trabajador y director de una joyería, y Junior Gerardo Rojas Gutiérrez un policía nacional suspendido, ya cumplieron un año detenidos en una cárcel militar luego de un confuso incidente en el que terminó involucrado el hijo del presidente del Tribunal Supremo chavista, Maikel Moreno.

La noticia fue revelada por la periodista venezolana, Sebastiana Barraez en el portal Infobae, donde hace un recuento de todas las ocasiones cuando la jueza que lleva la causa ha suspendido la audiencia alegando un sin fin de excusas, y posponiendo la cita mes y medio más tarde, alargando así el tiempo de permanencia en los sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, en Boleita, donde el régimen mantienen presos a los militares señalados y a los ejecutivos de CITGO, la filian de PDVSA en Estados Unidos.

Te puede interesar

La periodista revela que todo empezó el 18 de abril de 2018. "Melvin Gregorio Farías Gutiérrez ejercía sus funciones como director ejecutivo de una joyería en un centro comercial en Caracas. Casi a las 4:30 de la tarde, el empleado Junior Gerardo Rojas Gutiérrez (uno de los detenidos), iba entrando a la joyería cuando Sergio Sánchez lo acorraló contra la fachada del local comercial apuntándolo con un arma que al dispararla se encasquilló, lo que le permitió a Junior desenfundar su arma de fuego. Hubo un intercambio de disparos, pero sin heridos ya que Sergio Sánchez y dos acompañantes se echaron a correr".

Comenta que llegó la policía al centro comercial y sacaron del baño, que está al lado de la joyería, a una joven con su niña en brazos. "Es ahí cuando se sabe que Sergio Sánchez y sus dos acompañantes eran los escoltas de la muchacha y su bebé. Minutos después llegó un individuo gritando improperios contra las personas de la joyería: "Son unos maldi…son unas basuras, allí estaba mi hija". El director ejecutivo Farías Gutiérrez, le responde: "¿Qué te pasa, estás loco? Mald…eres tú".

Se trataba de Samuel Moreno, hijo del presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel José Moreno Pérez. "El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICP) del municipio Chacao se llevó a los dos empleados de la joyería a declarar" afirma la periodista y desde ese momento hasta la fecha siguen detenidos.

Señala en el reportaje que a Melvin Farías lo imputaron por "complicidad no necesaria en el delito de homicidio intencional en grado de frustración, en contra de Samuel Moreno y porte ilícito de arma de fuego. Lo inaudito es que el hijo del presidente del TSJ no estaba en el sitio. Él llegó después. Y el arma no la tenía ni era propiedad del director de la joyería".

Luego de señalar una serie de irregularidades dentro del proceso judicial, Barraez afirma que Melvin Gregorio Farías Gutiérrez corre peligro por sus problemas de salud y los episodios de depresión que ha presentado.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas