La posibilidad de que la calle donde radica la Embajada de Cuba en Washington se llame Oswaldo Payá renació el martes, después de que congresistas federales, funcionarios del Distrito de Columbia (D.C.) y disidentes rusos celebraran la inauguración de señalizaciones que designan el tramo de la avenida Wisconsin donde radica la embajada rusa en Washington como "Plaza Boris Nemtsov", en honor al asesinado líder opositor.

Nemtsov, un crítico del presidente Vladimir Putin, es recordado por su ardiente promoción de la democracia y los derechos humanos en Rusia, y sus simpatizantes creen que ese activismo le costó la vida. La noche del 27 de febrero de 2015 recibió un disparo mortal por la espalda cuando cruzaba un puente cerca del Kremlin y la Plaza Roja en Moscú.

Críticos de Rusia en el Congreso estadounidense intentaron el año pasado aprobar una ley para cambiar el nombre de la calle frente a la embajada en honor de Nemtsov, pero el esfuerzo se estancó, así que acudieron al Consejo del D.C., la autoridad de la ciudad de Washington, que a principios de febrero aprobó por unanimidad la legislación sobre el cambio de nombre.

Las nuevas señalizaciones de color marrón ubicadas en los postes de la calle son mayormente una medida simbólica, porque las direcciones de las calles no se modifican. Pero están destinadas a enviar un mensaje a los diplomáticos y otros rusos que entran y salen de la embajada.

La inauguración atrajo a decenas de simpatizantes de Nemtsov, así como miembros del consejo distrital y congresistas, entre ellos el Senador cubanoamericano Marco Rubio, que se congregaron frente a la embajada rusa.

"La señalización en la calle directamente a la salida de la Embajada de Rusia servirá como un recordatorio perdurable para Vladimir Putin y quienes lo apoyan de que no pueden usar el asesinato, la violencia y la intimidación para silenciar las voces de la libertad", dijo Rubio, republicano por Florida y miembro del Comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta.

Embed

Rubio y sus colegas cubanoamericanos Ted Cruz (republicano por Texas) y Bob Menéndez (demócrata por Nueva Jersey) propusieron en marzo de 2017 a la cámara alta rebautizar con el nombre del líder opositor cubano Oswaldo Payá, fallecido en 2012, el tramo de la calle 16 del Noroeste de Washington donde se encuentra la embajada de Cuba.

"Renombrar la calle en la que está la embajada cubana en Washington recordaría permanentemente a Castro y sus matones asesinos la sangre inocente que han derramado, y enviaría el fuerte mensaje de que los llamados a la libertad de los disidentes no podrán ser nunca silenciados o borrados del todo", manifestó entonces Rubio.

Oswaldo Payá Sardiñas (1952- 2012) fundó en 1988 el Movimiento Cristiano Liberación y en 2001 presentó más de 11 mil firmas con sus números de identidad a la Asamblea Nacional de Cuba, en favor de su Proyecto Varela. La propuesta promovía un referendo para convertir en leyes los derechos fundamentales de los cubanos. En 2002 Payá recibió el premio Andréi Sájarov a la Libertad de Conciencia, otorgado por el Parlamento Europeo.

En 1984 el Congreso estadounidense enfureció a Moscú al votar para cambiar el nombre de un tramo de la calle 16 del noroeste de Washington frente a la entonces embajada soviética por "Plaza Andrei Sajarov", en un homenaje al disidente más conocido de la Unión Soviética.

FUENTE: MARTINOTICIAS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas